euskadiko langile komisioak | 21 julio 2024.

CCOO ha analizado en una jornada técnica celebrada en Bilbao el incremento de riesgos laborales que genera el cambio climático

  •   El sindicato cree fundamental la adopción de protocolos para la aplicación de medidas preventivas con la participación de las personas trabajadoras

25/06/2024.
Foto de la inauguración de la jornada

Foto de la inauguración de la jornada

CCOO ha celebrado en la mañana de hoy una jornada en la que ha analizado los escenarios que el cambio climático está propiciando en los centros de trabajo y las incidencias que surgen en el ámbito de la salud laboral. La jornada ha contado con la participación de personas expertas en cambio climático y transición ecosocial, así como de otras más relacionadas con la salud laboral, como representantes de Osalan, la Inspección de Trabajo, la Sociedad Vasca de Medicina del Trabajo y la propia secretaría confederal estatal de salud laboral y sostenibilidad de CCOO.

Durante la jornada se han abordado los efectos del incremento de las temperaturas en diversos sectores productivos y los peligros que se generan para la salud, pero también otras problemáticas menos conocidas como el incremento de las posibilidades de padecer melanomas debido a la mayor exposición a las radiaciones ultravioletas en los trabajos al aire libre o la mayor absorción de sustancias químicas nocivas por vía respiratoria debido al incremento de la ventilación pulmonar. También se han abordado las pautas y medidas preventivas que tanto el sindicato como las personas expertas que han participado juzgan imprescindibles para que no se produzcan daños a la salud.

CCOO considera prioritario que en las empresas existan protocolos de implantación de medidas cuando lleguen las olas de calor, teniendo estos que estar ya aprobados anteriormente para que la adopción de tales medidas sea inmediata. El sindicato considera igualmente que la elaboración de estos protocolos tiene que contar con la participación de la representación legal de las plantillas de las empresas, ya que más allá de constituir esta participación una obligación legal, son las propias personas trabajadoras las que mejor conocen sus puestos de trabajo.