euskadiko langile komisioak | 21 julio 2024.

Un febrero dinámico nos recuerda la peor situación de las mujeres en el mercado laboral

  • Las mujeres evolucionan proporcionalmente peor tanto mensual como anualmente en el desempleo.
  • La contratación temporal crece más que la indefinida y entre las mujeres también aumenta el número de afiliadas con contratación temporal.

04/03/2024.
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

El Ministerio de Trabajo ha informado de que el paro ha disminuido el pasado mes en  el conjunto del Estado 7.452 personas y se sitúa en 2.760.408, la cifra más baja desde 2008 en este mes.

En Euskadi, según los datos que facilita Lanbide al SEPE, en el mes de febrero se ha producido un  descenso en el número de personas en paro (-684) a pesar de que el número de demandantes aumenta en 3.779 por el creciente incremento de demandantes ocupados  (3.406) y personas con demandas especiales o disponibilidad limitada (1.045), una evolución  muy similar a la del pasado año

En términos interanuales, el número de personas en paro registradas es un  1.56% inferior (--1.751) y se sitúa en  110.545. Siendo unas cifras positivas insistimos en que se aprecia una desacelación en el ritmo de reducción del paro que nos sitúa ante uno de los  problemas estructurales de nuestro mercado laboral, niveles de desempleo todavía estructuralmente altos.

El paro disminuye en todos los sectores, pero aumenta en el colectivo sin empleo anterior, +441, (este dato, junto al incremento de la ocupación, es signo de un buen dinamismo del mercado laboral).  Pero en este colectivo las mujeres representan el 68,2% de los desempleados y llegan hasta el 77,05% en el caso de los mayores de 45 años.

El paro no disminuye entre las personas de nacionalidad extranjeras (+72) que representan el 18,7% de las personas en paro (16,8% hace un año)  y aumenta entre las personas menores de 25 años (+240). En relación al pasado año, se observa un incremento del número de personas extranjeras en paro, pese a la evolución descendente del conjunto (y de la supuesta falta de mano de obra en muchas ocupaciones).

El descenso del paro es ligeramente menor  entre las mujeres, lo que aumenta  la proporción de mujeres en paro. El 57,74% de las personas paradas registradas en  Lanbide son mujeres. 

Apenas unas décimas más que hace un año (57,67%), a pesar de  que en este periodo  el número de mujeres (-934) en paro ha descendido un poco más que el de los hombres, (pero los hombres han disminuido un -1,72% su número de parados, y las mujeres lo han hecho en  un -1,44%). Este es otro de los problemas estructurales no resueltos. 

La contratación ha aumentado en relación al pasado año un 10,88%. Parece que el efecto de la reforma vuelve a marcar signos de agotamiento. De hecho la contratación indefinida ha aumentado un 3,8%, mientras la temporal lo hace en un +13,55%

En la contratación acumulada el 25,33% de los contratos celebrados en Euskadi han sido indefinidos,  muy por debajo del 44,34% en el conjunto del Estado. (El pasado año 27% en Euskadi y 44,8% en el Estado)

Los datos de afiliación son, en línea con los del conjunto del Estado positivos. La afiliación media ha aumentado en 4.376 personas respecto al pasado mes y 19.418 respecto al pasado año. Una evolución mejor que en el 2023 y que continua superando records. 

Dentro del régimen general la afiliación ha aumentado en 3.915 personas,  la mayoría de  ellas con alguna modalidad de contratación indefinida. De hecho  hay 3.416 personas más afiliadas con alguna modalidad de contratación indefinida. En relación a febrero del pasado año  las personas afiliadas con modalidades contractuales indefinidas  ha aumentado  en 23.735, un 3%.

Pero aunque la afiliación contratación temporal sigue sin aumentar y muy ligeramente a la baja la modalidad de “otros” está aumentando.

 Entre las mujeres el crecimiento de la afiliación ha sido menor  que entre los hombres este mes  (+1.077), pero proporcionalmente mayor y también es mayor en relación al pasado año, pero   el incremento de la afiliación con contrato indefinida es mayor  entre los hombres tanto en el mes como en el año. Además entre las mujeres  aumenta la afiliación de personas con contrato temporal a tiempo completo en relación al pasado año (+1.202)  y se incrementa el número de mujeres con modalidades  de contratación “otros”.  

A la vista de los podemos afirmar que:

El mercado de trabajo mantiene un alto dinamismo en la creación de empleo que, no obstante, apenas consigue reducir el paro registrado donde la proporción de mujeres sigue creciendo. Además el número de personas extranjeras en paro también crece. 

Por otro lado la reforma  ya no consigue mejorar los resultados obtenidos sino que se aprecia un retroceso en la proporción de contratación indefinido y un aumento de la contratación temporal.

Cercano el 8 de marzo, el registro de demandantes de empleo y de afiliación  nos recuerda la peor situación de las mujeres en el desempleo.

Las mujeres muestran una peor evolución mensual y anual en el desempleo aunque no en la ocupación. Si bien la reforma está teniendo un buen resultado en la mejora de la estabilidad de las mujeres, la contratación temporal ha vuelto a aumentar entre las mujeres.