euskadiko langile komisioak | 12 abril 2024.

El aumento de plantilla estructural anunciado para Osakidetza seguirá sin resolver su problema de personal

  • El aumento de plantilla estructural anunciado para Osakidetza seguirá sin resolver su problema de personal.
  • CCOO ha denunciado también que el aumento de 1.431 plazas anunciado no ha sido trabajado ni negociado en modo alguno en la Mesa Sectorial de Osakidetza.

22/02/2024.
Foto de una manifestación en defensa de Osakidetza

Foto de una manifestación en defensa de Osakidetza

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Euskadi, ha recordado que, la aprobación del expediente ampliación de plantilla de “más de 1.000 trabajadoras” anunciado para hoy está lejos de solucionar el problema estructural de plantilla de Osakidetza. El sindicato ha recordado que esas 1.000 plazas no suponen aumentar el número actual de trabajadoras en el Servicio Vasco de Salud, sino que posibilitarán estabilizar a 1.431 trabajadoras que, actualmente, ya estarán trabajando de manera temporal. Siendo esto una mejora, está lejos de discursos triunfalistas.

De manera habitual trabajan en Osakidetza más de 44.000 personas. Según los datos enviados recientemente al Parlamento Vasco por el Departamento de Salud, en el mes de septiembre de 2023 hubo un total de 46.989 personas trabajando de manera temporal o fija, 46.290 en octubre y 44.275 en noviembre, mientras que la plantilla estructural se quedará en 32.442. De esta manera, parece lejos todavía el objetivo de dejar la temporalidad por debajo del 8% que establecía la Ley 20/21 de estabilidad en el empleo público, “salvo que después se prescinda de personal temporal hasta dejarlo en esa cifra”.

También ha denunciado CCOO que el aumento de 1.431 plazas anunciado no ha sido trabajado ni negociado en modo alguno en la Mesa Sectorial de Osakidetza, se trata por tanto de otra medida impuesta por el Gobierno Vasco, que no negocia ninguna medida de calado.

Al hilo de las cifras de plantilla, CCOO ha afeado las palabras del parlamentario de Ciudadanos José Manuel Gil, quien ha declarado que “habrá 40.000 personas cobrando  en Osakidetza pero no trabajando”. El sindicato considera esto una “absoluta falta de respeto y de reconocimiento al trabajo del personal de Osakidetza que solo consigue crear un clima de hostilidad hacia el mismo cuando no son las responsables de la situación en que se encuentra Osakidetza en absoluto”. 

Del mismo modo, ha recordado que el reconocimiento al  esfuerzo, dedicación y sacrificio de las profesionales del sistema de salud durante la pandemia, está dando paso, de nuevo, a un discurso neoliberal y privatizador en una parte de la clase política que atenta directamente contra los intereses de la clase trabajadora, por ser el sistema público de salud uno de los garantes del Estado del Bienestar.