euskadiko langile komisioak | 17 junio 2024.

Un trabajador al que Mutualia dio el alta ha tenido que continuar de baja médica y sin poder trabajar un año después de esa alta médica

  • Es la segunda vez que CCOO se encuentra un caso similar en esta mutua en un periodo muy alarmantemente breve de tiempo.

13/04/2023.
Foto de archivo de concentración frente a Mutualia

Foto de archivo de concentración frente a Mutualia

La Dirección Provincial de la Seguridad Social de Bizkaia ha emitido en fechas recientes una resolución por la que estima que el periodo de baja médica iniciado por el trabajador H.A.C en abril de 2022 es un accidente de trabajo. H.A.C. es trabajador de la empresa Construcciones Metálicas Alcotan SL, en la que realiza montajes de estructuras metálicas y tareas de soldadura.

Según la propia Guía de Valoración Profesional del Instituto Nacional de la Seguridad Social este puesto de trabajo tiene una carga biomecánica en región dorsolumbar de grado 4, el máximo de los posibles, mientras que la evaluación de riesgos de la empresa establece el riesgo de sobreesfuerzo al manipular cargas de peso excesivo. Por la exposición a estas condiciones de trabajo, el trabajador sufrió un tirón lumbar en octubre de 2021 al levantar una viga. Mutualia, entidad responsable de la gestión de las contingencias profesionales de la plantilla de Construcciones Metálicas Alcotan SL, emitió tras este suceso una baja médica por accidente de trabajo que duró hasta abril de 2022.

No obstante, H.A.C. no estaba curado para reincorporarse a su puesto de trabajo al persistir el dolor y la imposibilidad de levantar peso. Por ello acudió al sistema público de salud, que prescribió un nuevo proceso de baja por contingencia común que ha durado un año más, hasta abril de 2023. La solicitud tramitada por CCOO ante la Seguridad Social ha reconocido como accidente de trabajo este segundo periodo de baja médica.

CCOO quiere denunciar que H.A.C. ha sufrido un alta prematura e indebida, puesto que la situación que imposibilitaba el trabajo ha durado un año más, lo que indica que no estaba recuperado para trabajar en abril de 2022, tal y como pretendió dar a entender Mutualia con el alta médica emitida en aquel momento. El sindicato recuerda igualmente que no hace ni un mes que denunció una actuación similar de Mutualia que afectaba a una trabajadora de la empresa Aztertzen Servicios Asistenciales SL, del sector de ayuda a domicilio.

De la misma forma, CCOO recuerda que en diciembre de 2021 incluso se movilizó ante la sede de Mutualia en Bilbao para denunciar la situación de un trabajador del sector de la limpieza al que esta mutua prescribió el alta médica sin estar curado de forma reiterada. El sindicato tuvo que impugnar las altas médicas en dos ocasiones. En la primera la Seguridad Social estableció que el alta no era adecuada, y mientras se resolvía la segunda la mutua anuló la propia alta médica.

CCOO considera muy lesiva la práctica de las mutuas de emitir altas médicas antes de que las personas estén recuperadas, puesto que implica enviar a alguien que padece una patología derivada de unas condiciones de trabajo a volver a someterse a esas mismas condiciones de trabajo, lo que deteriora aún más la salud e interfiriere de forma negativa en el proceso de recuperación. A la vista de los hechos referidos, el sindicato muestra su preocupación por que esto sea algo que parece estar reiterándose en el quehacer de Mutualia.