euskadiko langile komisioak | 26 mayo 2024.

La reforma laboral logra sostener la calidad del empleo creado en un escenario de desaceleración económica

  • El incremento del paro nos sitúa ante el desafío de mejorar nuestro todavía alto nivel de desempleo estructural especialmente entre las mujeres.
  • La contratación indefinida pasa a representar el 26,75% frente al 11,9 en 2021.
  • Continúa creciendo la afiliación con contrato indefinido. Las personas afiliadas con contratos indefinidos pasan a representar el 71,9% frente al 71,1% el mes pasado y el 63,8 en enero 2022.

02/02/2023.

Los datos SISPE para Euskadi facilitados por Lanbide  en el  primer mes del  año  2023 señalan un incremento en el número de personas en paro de 2.107, llegando hasta las 112.905 personas. 

Enero es un mes donde estacionalmente se incrementa el paro. Sin embargo, el saldo interanual arroja un resultado positivo con -3.039 parados menos que hace un año, a excepción del territorio de Araba que muestra un cremento interanual del paro tras haber sido el territorio donde más ha crecido el paro proporcionalmente.

El número total de demandantes de empleo (281.055) crece en 2.716 personas debido al incremento de demandantes con disponibilidad limitada, mientras los demandantes ocupados descienden en -1.633. En todo caso en el saldo interanual se registra un descenso de 43.685 personas.

Tras la campaña de navidad  en la que descendió el paro entre las mujeres, en enero prácticamente toda la subida del paro corresponde a las mujeres  (+2.094.) concentrada en el sector servicios (+2.477). Tras esta mala evolución el descenso  del paro interanual  ha vuelto a ser superior entre los hombres (-2.978), mientras que las mujeres apenas reducen su paro en 61 personas. Las mujeres representan el 57,6% de las personas en paro, 1,5p.p más que hace un año.

Mejor comportamiento de la contratación indefinida

La contratación cae respecto a diciembre (-3,3%) y respecto al mismo periodo del pasado año (-23%). En todo caso, la comparativa vuelve a mostrar un mejor comportamiento de la contratación indefinida que, a pesar del descenso general, vuelve a crecer respecto al mes pasado (+2.655, +21,5%) y respecto al mismo periodo del pasado año (+73,13%), frente a la temporal que cae un 10% respecto a diciembre y un 36% respecto al enero 2022.

En la contratación acumulada los contratos indefinidos siguen ganando peso y  han pasado a representar el 26,75% frente al  24,52% de diciembre y  frente al 11,9 en 2021, cuando ya se  empezaban a notar los primeros efectos de la entonces recién aprobada reforma laboral. 

Se consolida el crecimiento de las personas afiliadas con contrato indefinido

La afiliación a la seguridad social  ha perdido en el conjunto del Estado -215.047 afiliados menos respecto a diciembre, pero en términos desestacionalizados se calcula un incremento de 57.726 personas que representaría una ralentización del crecimiento respecto al pasado año.

En Euskadi la variación mensual es de -9.762  personas afiliadas, un -0.98%,  prácticamente en la media, aunque  ligeramente por debajo de la media del Estado (-1,06%). La comparativa interanual arroja un saldo positivo de 10.729 afiliados medios, un 1,1% más  situándolo en 984.315 personas de media en enero 2023. La comparativa  con datos del último día de mes señala un descenso de -6.624 personas  y un saldo positivo de 12.201 respecto a enero 2022.

En el régimen general la perdida en el mes asciende a -8.506 personas, de las cuales 5.744 son mujeres y 2.762 son hombres. Pues bien, a pesar de la pérdida, en ambos sexos las personas con contrato indefinido han continuado aumentando en enero respecto a diciembre (+358) y  arrojando un saldo muy positivo respecto al año anterior (+70.645). La única modalidad de indefinido que desciende en el mes es la de fijos discontinuos (-732). El resto de modalidades temporales, y otros, descienden.Finalizamos el año con 994.077 personas afiliadas, un record histórico que supone un incremento anual  de  la afiliación  en 14.055 personas, un 1,43%. Aumenta muy ligeramente más entre las mujeres (+7.098) que entre los hombres (+6.956). Mientras el régimen general aumenta en 14.866 personas de media el régimen de autónomo sigue descendiendo ligeramente.

En el régimen general las personas afiliadas con contrato indefinido han aumentado en 70.645 personas (un 14,34%), mientras que las personas con contrato temporal han descendido en -58.169, un -28,5% en un año. 

Las personas afiliadas en el régimen general con contrato indefinido pasan  a representar el 71,9% frente al  71,1% el mes pasado y el 63,8 en  enero 2022.

Estos datos constatan que tras la fuerte recuperación del empleo en 2021 que se hacía bascular sobre la pérdida de calidad del mismo, la recuperación en 2022, a pesar de la crisis provocada por la guerra, se ha mantenido, pero en el último trimestre del año el crecimiento se ha truncado teniendo una mala evolución. Pero incluso en este escenario económico negativo, los efectos de la reforma laboral siguen siendo positivos. El panorama económico y la estacionalidad de enero arrojan malos resultados en afiliación y desempleo pero, lejos de agravar la situación, mejoran la calidad de la contratación y de la afiliación a la seguridad social con mayores tasas de estabilidad. 

A pesar de una coyuntura adversa ahora se dispone de una buena herramienta para mejorar la calidad del empleo tanto en periodos de crecimiento como de recesión. Queda recorrido para mejorar, tarea que nos debe ocupar en 2023.