euskadiko langile komisioak | 17 junio 2024.

La contratación indefinida sube un 231% respecto al mismo mes del año pasado

  • La reforma de la contratación no evita la estacionalidad, pero no la agrava y mejora los niveles de estabilidad.
  • CCOO de Euskadi exige la implicación del Gobierno Vasco en el llamado pacto de rentas con medidas que generen recursos para proteger a la ciudadanía que más está padeciendo el alza de los precios.

02/09/2022.
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

Los datos de agosto nos muestran una imagen desgraciadamente habitual, mostrando  la cara negativa de la estacionalidad de nuestro mercado de trabajo. La mejoría que se había venido produciendo en los últimos meses se ha detenido, como es habitual en este mes. 

El paro  ha aumentado en 2.564 personas (1.142 hombres y 1.422 mujeres), en la media de los últimos años, si bien, en términos interanuales se registra un descenso del 7%, (-8.502 personas menos en paro).

La contratación cae respecto a julio, y  ha sido ligeramente más baja que el mismo periodo del pasado año (-852 contratos). En la evolución mensual la contratación indefinida cae (-29,6%) más que la temporal (-17,1%), pero  la comparativa anual muestra una caída de la contratación temporal (-18,8%) y un incremento de la contratación indefinida (+231,3%). 

A pesar del descenso de la contratación se han realizado 9.085 contratos indefinidos más que el pasado año y 9.937 contratos temporales menos.

La contratación acumulada en el año muestra que la contratación indefinida representa el 23%, frente al 8,9% del pasado año, aumentado un 165,25%.

Datos de afiliación

También, como es habitual en este mes, desciende la afiliación a la seguridad social.

La afiliación media  en agosto ha caído en -12.727, especialmente en el régimen general (-11.533,9)  con una  incidencia muy pareja entre hombres y mujeres.

La afiliación media en el régimen general es superior (+16.610) a la de hace un año.

A la vista de estos datos se puede concluir que la reforma de la contratación no evita los problemas de estacionalidad y las malas prácticas empresariales pero sigue reforzando la estabilidad en el empleo.

Además de la estacionalidad vivimos en un contexto de gran incertidumbre donde la gran protagonista es una inflación desbocada, lo que está provocando una pérdida generalizada de poder adquisitivo de la población trabajadora. 

En este sentido, CCOO entiende que un pacto de rentas no se puede identificar únicamente con un pacto salarial. Los gobiernos central y vasco deben contribuir estableciendo e impulsando medidas que generen recursos para proteger a las personas que peor lo están pasando ante el impacto del alza de precios.

En este sentido hacemos un llamamiento al impulso de una reforma fiscal que grave en términos europeos el beneficio de las empresas. Dicho de otra manera, se deben articular medidas fiscales que contribuyan a devaluar los márgenes de beneficio empresariales para que el poder de compra no se hunda.

Además, también desde nuestro margen competencial, el gobierno vasco debe complementar las medidas que desde el gobierno central se han impulsado, por ejemplo, en la limitación de precios de la energía y debe, asimismo, explorar cómo mejorar las cuantías de las personas que están percibiendo, por ejemplo, una renta de garantía de ingresos que, en un contexto inflacionario, y ante una situación de necesidad, puede quedarse muy escasa.