euskadiko langile komisioak | 26 mayo 2024.

CCOO pide al Gobierno Vasco rectificar el preocupante proceso de estabilización de los secretarios-interventores de ayuntamientos

  • CCOO quiere denunciar públicamente las formas del Gobierno quien presentó el planteamiento sin entregar nada por escrito, pretendiendo liquidarlo en una única reunión de audiencia, sin ningún contenido negociador y con una alarmante falta de transparencia elemental, como la relativa al listado de puestos afectados.

04/05/2022.
Ayuntamiento de Donostia, foto: Europa Press

Ayuntamiento de Donostia, foto: Europa Press

El sindicato participó ayer en Lakua en una reunión sindical con la Dirección de Relaciones con las Administraciones Locales en la que se presentó el proceso de estabilización de los secretarios e interventores de los ayuntamientos vascos, en virtud de la competencia recientemente asumida y de la Ley 20/2021 de reducción de la temporalidad en el empleo público.

La convocatoria extraordinaria prevé estabilizar tan solo 55 de las 200 vacantes existentes en todo Euskadi, con la siguiente distribución territorial (38 en Gipuzkoa, 12 en Bizkaia y 5 en Álava) y profesional (28 de secretario-interventor, 9 de Secretario, 15 de Interventor y 3 de Tesorero). El 90% de las plazas (49) se ofertarán por concurso de méritos, sin examen. Un total de 53 plazas (96%) tendrían PL4-C2 preceptivo, y las otras dos PL3-C1.

El Gobierno Vasco presentó su planteamiento con unas formas denunciables: sin entregar nada por escrito, pretendiendo liquidarlo en una única reunión de audiencia, sin ningún contenido negociador y con una alarmante falta de transparencia elemental, como la relativa al listado de puestos afectados.

Sobre los contenidos, destaca el delirante planteamiento de que el PL4-C2 vaya a ser el único elemento decisivo para la estabilización, relegando absolutamente el resto de méritos (experiencia, proceso selectivos superados…) . Una certificación lingüística que según datos del Registro de perfiles en la pasada legislatura solo tenían 4.800 personas, y que se exige en más de 3.000 puestos de trabajo del sector público vasco. Muchos de ellos de la máxima responsabilidad administrativa, como es el caso de secretarios e interventores. Por lo tanto se pretende que independientemente de otro tipo de méritos esa titulación lingüística sea el requisito determinante para estabilizar a los funcionarios públicos que tienen encomendadas las tareas de control de legalidad y presupuestario en los ayuntamientos, y que desde hace décadas se están desarrollando con normalidad y conforme a la normativa vigente con otros perfiles lingüísticos, como el PL3-C1.

El sindicato CCOO pide al Gobierno Vasco que rectifique su preocupante planteamiento de proceso de estabilización de secretarios e interventores y negocie sus condiciones con las organizaciones sindicales.