euskadiko langile komisioak | 26 mayo 2024.

CCOO insta a intensificar las denuncias contra las empresas que no cumplan con las medidas preventivas

  • El sindicato ha conseguido dos resoluciones condenatorias contra sendas empresas, habiendo en un caso falta de alta en Seguridad Social del trabajador accidentado y en el otro subcontratación abusiva.

23/04/2024.
Foto archivo de concentración en Donostia

Foto archivo de concentración en Donostia

CCOO aboga por intensificar las denuncias que ya utiliza de forma habitual para que las empresas que no implanten medidas preventivas frente a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales sean condenadas al pago de recargos de prestaciones a las personas trabajadoras afectadas. Este mecanismo, recogido en la Ley General de la Seguridad Social, implica que las empresas infractoras tienen que pagar entre un 30% y un 50% más de todas las prestaciones económicas originadas por este organismo a favor de las personas que hayan sufrido daños a la salud en el trabajo.

CCOO estima necesario que las empresas paguen por el daño que ocasiona la falta de medidas preventivas, debido a que es necesario que se conozca esta falta de medidas y el hecho de que existan consecuencias por ello servirá de incentivo a otras empresas. El sindicato ha conseguido en fechas recientes dos resoluciones condenatorias en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Bizkaia debido a los incumplimientos en sendas empresas.

En el primero de ellos se propone al pago de un recargo de prestaciones del 40% a la empresa Carpintería y Reformas Iznas SL, radicada en Galdakao, por el accidente que sufrió el trabajador H.F.R.L. en una obra de esa empresa en un domicilio particular de Amorebieta. Como CCOO denunció a finales de 2022 el trabajador no había sido dado de alta por la empresa en Seguridad Social. H.F.R.L. sufrió un desgarro en la pierna mientras manipulaba una máquina manual de corte. Aparte de la situación de no alta en Seguridad Social del trabajador, la Inspección de Trabajo ha constatado que la máquina que utilizaba el trabajador no se paraba si se retiraban las protecciones, cosa completamente irregular, así como que no hubo actividad preventiva ni evaluación de riesgos para la obra en la que aconteció el accidente. En relación a la máquina en cuestión no había documentación identificativa, libro de instrucciones ni mantenimiento del equipo.

En el segundo de los casos se estima que se tiene que pagar un recargo de prestaciones del 30% al trabajador C.R.A. por el accidente acaecido en Barakaldo en mayo de 2022 cuando cayó a una zanja de casi tres metros de profundidad en una obra de renovación de infraestructuras y pavimentación. 

C.R.A. era trabajador de Solbe Soldaduras Especiales 2010 SL, subcontrata de Envac Iberia, siendo esta a su vez subcontrata de Fhimasa SA, lo que a juicio de CCOO entraña una cadena de subcontratación claramente abusiva. La Inspección de Trabajo considera probado que se incumplió el plan de seguridad y salud de la obra al no proteger debidamente el perímetro de la zanja de forma colectiva, bien fuese a través del propio sistema de entibación que sobresaliese o a través de barandillas de obra civil.