euskadiko langile komisioak | 26 mayo 2024.

La Inspección de Trabajo inicia procedimiento sancionador en el caso del vigilante de seguridad agredido en Basurto que tuvo que recibir treinta puntos de sutura en la cara

  • CCOO denuncia el abandono que sufre el personal vigilante de seguridad en emplazamientos especialmente conflictivos.

24/10/2023.
Foto Irekia

Foto Irekia

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Bizkaia ha iniciado procedimiento sancionador contra la empresa INVICO SL, a la que pertenece el vigilante de seguridad A.M.U. tras la denuncia llevada a cabo por el sindicato CCOO. La Inspección de Trabajo también ha estimado pertinente la propuesta de un recargo de todas las prestaciones recibidas por el trabajador originadas por el accidente, debido a la falta de medidas para prevenirlo.

A.M.U. desempeña su trabajo como vigilante de seguridad en el hospital de Basurto. El 8 de marzo del presente 2023 fue requerido a través del centro de control para personarse en la unidad de psiquiatría, ubicada en el pabellón Eskuza, con el objetivo de reducir a un paciente agresivo de ese pabellón. El trabajador resultó agredido por el paciente con un trozo de una mesa de madera que éste había roto, ocasionándole un corte en el pómulo derecho que requirió treinta puntos de sutura y generó riesgo de pérdida de un ojo. El vigilante de seguridad estuvo casi mes y medio de baja por este hecho.

La resolución de la Inspección de Trabajo considera que la empresa no acredita la necesaria formación del trabajador, ni siquiera la relativa a “riesgos derivados del concreto servicio en el que se produjo el accidente debiendo estimarse dicho incumplimiento como causa fundamental de la causación del accidente sufrido por el trabajador”. La resolución afirma igualmente que la empresa no ha aportado al expediente ningún documento que acredite la adopción de medidas correctoras posteriores al accidente y la investigación del mismo.

CCOO quiere denunciar el abandono que sufre el personal vigilante de seguridad por parte de sus empresas en emplazamientos especialmente conflictivos. El sindicato recuerda que convocó una movilización en el propio hospital de Basurto para denunciar el episodio sufrido por A.M.U. y exigir medidas preventivas para que no se repita. De la misma manera CCOO hizo público el pasado mes de septiembre que a un vigilante de seguridad de la estación de Abando en Bilbao, que también ha sido escenario de diversas movilizaciones por este motivo, se le ha reconocido por parte de la Seguridad Social que el trastorno de ansiedad tras sufrir una agresión, y no sólo la propia agresión, también es un accidente de trabajo.