euskadiko langile komisioak | 26 mayo 2024.

CCOO convoca huelgas en toda la educación vasca

  • Un día en la educación pública no universitaria, un día en la Universidad del País Vasco y ocho días en la educación concertada de Iniciativa Social.

28/09/2023.
Movilización de los centros de Iniciativa Social

Movilización de los centros de Iniciativa Social

A las dos jornadas de huelga ya convocadas para todo el sector público de la CAV, CCOO Irakaskuntza ha hecho un llamamiento, esta última semana, a la huelga el 11 de octubre en la Universidad del País Vasco, el 24 de octubre en la escuela pública vasca, y los días 17, 18 y 19 de octubre, y 11, 12, 13, 14 y 15 de diciembre en los centros educativos concertados de Iniciativa Social de Euskadi. 

Son muchas nuestras reivindicaciones, pero es la falta de voluntad negociadora del departamento de educación y por ende del Gobierno Vasco y las patronales educativas, lo que une a todas ellas. El departamento se ha bunkerizado, abandonando por completo al personal y a los centros escolares y universitarios a su suerte.

En el caso de la educación universitaria, es la precarización de las condiciones laborales del personal docente investigador la principal razón para llamar a la huelga. Este deterioro de las condiciones laborales no es una cuestión solo de ahora y que afecte únicamente al profesorado sustituto, sino que es algo que se viene sufriendo en la Universidad Pública desde hace tiempo y que afecta a todo el personal docente e investigador. Tiene razones estructurales y tiene que ver, sobre todo, con la falta de financiación adecuada de nuestra universidad pública, en beneficio de las universidades privadas. Al igual que en otros sectores de la función pública, el personal de la UPV ha visto cómo se ha ido reduciendo el valor de sus salarios y precarizando sus puestos de trabajo.

En la Escuela Pública Vasca, y en el marco de la negociación de una nueva ley educativa que le supone una clara amenaza, la principal reivindicación es el respeto a una negociación colectiva real. El Acuerdo regulador de las Condiciones Laborales del personal funcionario docente no universitario de la CAV, cuya última firma es de 2009, está sin negociar desde hace más de una década. Durante todo este tiempo, el Gobierno Vasco y el Departamento NO HAN NEGOCIADO nada con los sindicatos, limitándose a informar en las mesas sectoriales a los sindicatos de decisiones, decretos, órdenes e instrucciones que han ido imponiendo. Ha llegado el momento de recuperar por fin el poder adquisitivo perdido, el cual alcanza ya un acumulado de un %20. El Gobierno Vasco escudándose en una pretendida falta de competencia en cuestiones salariales, ha ido negando las demandas de mejora que desde el ámbito de la negociación colectiva autonómica se le han venido realizando, y que si tiene capacidad de decidir. La tasa de interinidad en la educación pública vasca supera el 40% y el objetivo que se ha marcado de un máximo del 8% está muy lejos de conseguirse con los procesos de estabilización y de OPE puestos en marcha. Se necesitan medidas concretas para aliviar la carga de trabajo, es necesaria una mayor dotación de recursos adicionales para dar respuesta a la realidad del alumnado actual. También es hora de rejuvenecer las plantillas, bien anticipando la jubilación o a través de las reducciones de jornada por edad. Urge estabilizar los puestos de trabajo y estructurar las plantillas. Es imprescindible reducir la temporalidad real al 8%.

En los Centros Educativos Concertados de Iniciativa Social de Euskadi, ales, Kristau Eskola, AICE y el resto de patronales tienen secuestrada la negociación colectiva desde el mismo día de la firma del acuerdo de fin de huelga de noviembre de 2019 que puso fin a una década de movilizaciones y 32 jornadas de huelga. Con un bloqueo permitido y alimentado por las decisiones del Departamento de Educación, Kristau Eskola, amparándose en una pretendida inseguridad causada por la futura ley educativa, mantiene congeladas las tablas salariales, sin ningún incremento desde el año 2020, en una coyuntura de más de un 9% de inflación acumulada. Además de ello ha dificultado o incumplido multitud de aquellos acuerdos de 2019 en cuanto a cargas de trabajo, recolocación y reconocimiento de derechos como al cobro de las tutorías en infantil y formación profesional.

En resumen, es el momento de exigir que todas estas mejoras sean negociadas y recogidas en nuevos Convenios y Acuerdos Sectoriales como resultado de una negociación real.

Pedimos al Departamento de Educación del Gobierno Vasco que abandone esta política educativa que privatiza y precariza, y a las patronales de la educación privada que se sienten a negociar y a que cumplan los acuerdos firmados, ya que sus decisiones empeoran el día a día las condiciones de vida de los trabajadores y las trabajadoras de la educación vasca.