euskadiko langile komisioak | 26 mayo 2024.

La Seguridad Social reconoce como accidente de trabajo la ansiedad que padece un vigilante de seguridad de la estación de Abando de Bilbao

  • CCOO recuerda que ha denunciado en múltiples ocasiones las condiciones de trabajo del personal vigilante de seguridad en este emplazamiento.

26/09/2023.
Foto archivo

Foto archivo

La Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social de Bizkaia ha emitido una resolución por la que estima que el periodo de baja con diagnóstico de trastorno adaptativo con ansiedad que el trabajador F.J.V.S. inició en julio de 2021, y que se ha prolongado durante año y medio, deriva de sus condiciones de trabajo. La Seguridad Social lo ha reconocido pues como un accidente de trabajo, haciendo responsable del pago a la mutua MC Mutual.

F.J.V.S. es vigilante de seguridad perteneciente en la actualidad a la empresa Prosegur y desempeña su trabajo desde hace diez años en la estación de ferrocarril de Abando, en Bilbao. Entre mayo y julio de 2021 estuvo de baja debido a una agresión que sufrió en su puesto de trabajo, en las propias instalaciones de la estación. Esta agresión tuvo consecuencias físicas, puesto que generó movilidad en los dos últimos molares de la región mandibular izquierda, uno de los cuales debió ser reimplantado, así como consecuencias de orden psicológico, puesto que según Osakidetza ha desencadenado un cuadro de ansiedad y estrés post-traumático. En el momento de sufrir esta agresión el trabajador pertenecía a la empresa Prosetecnisa, siendo posteriormente subrogado a Prosegur.

Pese a que este periodo sí fue reconocido como accidente de trabajo por MC Mutual, entidad responsable de la cobertura de las prestaciones por accidente de trabajo de los trabajadores de Prosetecnisa, esta mutua emitió el alta médica en julio de 2021 pretendiendo prestar atención exclusivamente a las consecuencias físicas de la agresión, pero ignorando las consecuencias psicológicas. Al no estar el F.J.V.S. recuperado también de estas últimas no estaba en condiciones óptimas para la incorporación al puesto de trabajo, por lo que la emisión del alta no procedía. CCOO interpreta el alta médica como prematura e inadecuada, y la relaciona con una intención de la mutua de no hacer frente al pago de la prestación económica del trabajador.

CCOO ha venido denunciando desde hace tiempo las malas condiciones de trabajo, las agresiones y la alta exposición a riesgos psicosociales que padece el personal vigilante de seguridad de la estación de Abando. En octubre del pasado 2022 el sindicato hizo pública una sentencia judicial que reconocía como accidente de trabajo el síncope sufrido por otro vigilante de seguridad de la empresa Prosetecnisa en esta estación, sentencia que recogía que la profesión de vigilante de seguridad conlleva momentos de estrés y tensión.

Este mismo vigilante de seguridad había sufrido también anteriormente una agresión por parte de un usuario de la estación que le rompió las gafas. Estos hechos y otros similares han sido la causa de diversas movilizaciones del personal vigilante de seguridad de la estación de Abando.