euskadiko langile komisioak | 17 junio 2024.

CCOO insta al Gobierno a acompañar a la reforma laboral de medidas que favorezcan la creación de empleo ante un escenario de desaceleración

  • Las cifras contrastan fuertemente con otras fuentes registrales y estadísticas, pero coinciden en una desaceleración del último trimestre y un balance anual de clara mejora en la calidad del empleo.
  • CCOO destaca que incluso en este escenario la reforma laboral se ha erigido garante de la calidad del empleo al descender la temporalidad.

26/01/2023.
Foto: Europa press

Foto: Europa press

Los datos de la Epa (INE) para Euskadi en el 4º trimestre de 2022 coinciden con la PRA (Eustat) en  mostrar una mala evolución de las grandes magnitudes del empleo en el  trimestre. 

Según el INE, el número de personas ocupadas ha descendió en el trimestre en 10.300 (más que lo estimado por Eustat) y el número de personas en paro ha aumentado en 3.300 (menos que Eustat).

Esta mala evolución responde a la desaceleración de la economía vasca. 

La desaceleración del PIB vasco se ha producido principalmente por un menor aporte de la demanda externa, pero a la vez la inflación es uno de los problemas principales de la coyuntura actual, tanto en Euskadi como en el entorno económico. 

Si bien en el tercer trimestre el empleo se mantuvo, en el cuarto trimestre se ha producido bien una desaceleración, según los registros, bien un descenso, según las fuentes de los institutos de estadística.

El balance anual es, sin embargo, más ambiguo según la fuente que tomemos. 

La EPA muestra un balance negativo para el País vasco. Estima una pérdida de -7.700 personas ocupadas y un incremento -1.900 personas en el paro. 

Eustat, sin embargo, apunta  un crecimiento da la ocupación de 17.000 personas y una reducción de 15.000 entra las personas en desempleo, más en línea con los registros.  

Los datos medios anuales acumulados hasta el mes de diciembre en el registro de la seguridad social arrojan un incremento de 19.940 personas en relación al 2021. Esto representa un incremento del 2,1%, habiéndose registrado una afiliación media de 982.495 personas en 2022. La afiliación media de diciembre finaliza con 994.077 personas afiliadas, un récord histórico que supone un incremento anual de la afiliación en 14.055 personas. 

 

 

El SISPE por su parte refleja un descenso interanual del paro registrado de -4.860 personas.

Según los datos EPA en el 4ºT de 2022, la tasa de paro se situó en el 8,66%, pero la tasa de actividad apenas representa el 56,5%. Entre las mujeres, la tasa de paro alcanza el 9,2% y su tasa de actividad es apenas del 51,2%.

El paro aumenta ente las mujeres tanto en el trimestre como en términos anuales (+5.300) y en las edades de mayor tasa de actividad, descendiendo entre los menores de 25 o los mayores de 55 años. El paro de larga duración desciende especialmente entre los hombres.

La perdida de ocupación afecta exclusivamente a las mujeres (-10.900 en el trimestre y -22.600 anual) En todo caso, la pérdida de empleo es mayor entre las personas por cuenta propia, especialmente los empleadores.

La perdida de ocupación en el trimestre se centra en servicios que perdería -20.100 empleos. En el balance anual además de servicios, la industria habría retrocedido en -2.100. 

Por otro lado toda la pérdida de ocupación se produce en la ocupación a tiempo parcial (-14.700, 9,2%, con un aumento de la ocupación a tiempo completo de+7.000, 0,9%)

Entre las personas asalariadas el balance anual de la ocupación sería positivo (+4.100) aunque sólo entre los hombres y una pérdida de -17.700 mujeres asalariadas concentradas en servicios.

El número de personas con contrato de duración indefinida aumenta un 8,2% y los contratos temporales disminuyen un -22,12%. Incluso en el caso de las mujeres aumenta el número de personas ocupadas asalariadas con contrato indefinido. La tasa de temporalidad ha descendió en un año 5,7p.p hasta situarse en el 19,6%. En el caso de las mujeres habiendo descendido 4.4 puntos porcentuales se eleva hasta el 24,2%.

Debido al fuerte contraste de estos datos con otras fuentes estadísticas y registrales debemos ser muy cautelosos con las conclusiones de los mismos, Aun así, a nuestro juicio sí podemos afirmar  que:

·         se ha conseguido mantener niveles altos de ocupación y el empleo entre  los asalariados ha aumentado  incluso en escenarios de gran incertidumbre económica. 

·         La calidad de la ocupación, especialmente entre las personas asalariadas, ha evolucionado muy positivamente tras la aplicación de la reforma, descendiendo la ocupación a tiempo parcial y reduciéndose muy sustancialmente la tasa de temporalidad.

·         A pesar de tener las tasas más bajas de desempleo en el estado mantenemos tasas preocupantes y se siguen observando serias dificultades para una reducción drástica de las mismas, especialmente entre las mujeres. 

Frente a esta realidad, hay que  insistir en el acierto de la reforma laboral, pero hay que seguir reforzando las partidas públicas destinadas al  empleo y la protección social especialmente de la juventud  y las  mujeres. Por otro lado, la situación derivada de la alta inflación nos impele a impulsar mejoras ambiciosas en salarios, empezando por el SMI.