euskadiko langile komisioak | 4 marzo 2024.

El comité de empresa de EMB Bizkaibus convoca 13 días de huelga para denunciar el inmovilismo tanto de la empresa como de la Diputación Foral de Bizkaia para renovar el convenio

  • La sección sindical de CCOO denuncia que ahora la Diputación da la espalda a unos trabajadores y trabajadoras que han sido “esenciales” durante los años de pandemia.

05/10/2022.
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

EL Comité de empresa, liderado por CCOO, de EMB Bizkaibus ha registrado la convocatoria de 13 días de huelga entre octubre y noviembre para exigir un convenio con, al menos, subidas salariales acordes al IPC.  EMB SA cuenta con 500 trabajadores y trabajadoras y es la concesionaria con más plantilla dentro de Bizkaibus. 

Las jornadas de huelga comienzan el 25 de octubre y se desarrollarán con paros de 2 horas por turno. Se prolongarán de esta misma manera también los días 27 de octubre y los días 3, 8, 10, 14, 15, 17, 21, 22, 25, 28 y 29 de noviembre. De momento son 13 las jornadas con paros con intención de intensificar las movilizaciones con una huelga indefinida si no hay avances. 

Según CCOO, sindicato mayoritario en el comité, el convenio colectivo de la empresa concesionaria de Bizkaibus, EMB, S.A, finalizó en 2020  y en ese instante podían haberse iniciado los contactos para su renovación en enero de 2021. El sindicato asegura que se priorizó, dado que se seguía en plena pandemia,  velar por las condiciones socio-sanitarias de la plantilla y, a su vez, de las personas usuarias, esperando que los índices de ocupación de viajeros se incrementasen hasta valores previos a la pandemia. En estos momentos se ha recuperado, incluso superado, la afluencia de viajeros respecto al inicio de la pandemia y tanto empresa como Diputación siguen dando un portazo a las reivindicaciones de la plantilla.  

Desde CCOO aseguran que en este momento las negociaciones están rotas, desde Diputación y EMB se ha optado por dar la espalda a unos trabajadores y trabajadoras declarados “esenciales” durante la pandemia. El sindicato ha decidido no sentarse en la mesa de negociación hasta que exista una propuesta seria y acorde a la situación actual, con unos mínimos que pasan, indefectiblemente, por subidas salariales de IPC, como han obtenido otras empresas del sector. Desde la sección sindical de CCOO en EMB concluyen que la plantilla no puede ser la pagana de una situación socio-económica de la que no son responsables.