euskadiko langile komisioak | 12 abril 2024.

Osakidetza niega la realidad manteniendo que su Atención Primaria sigue siendo atractiva

    07/06/2022.
    Foto: Eitb

    Foto: Eitb

    A juicio de la Federación de Sanidad de CCOO de Euskadi, en la intervención en la comisión de Sanidad del Parlamento de ayer, Osakidetza se negaba tozudamente a ver la realidad sosteniendo que su Atención Primaria es atractiva. Más allá de las percepciones individuales, las cifras hablan por sí mismas: 20 plazas de pediatría han quedado sin cubrir de un total de 30, de 116 plazas de Facultativas de Familia se han cubierto solo 65, quedando 50 vacías. “Negar la realidad no es algo que puedan permitirse quienes gestionan nuestra Sanidad” han asegurado.

    Los y las profesionales de Atención Primaria llevan años denunciando la falta de recursos y la necesidad de medidas estructurales, así lo atestiguan las numerosas huelgas secundadas mayoritariamente por su plantilla, incluso antes de la pandemia. De nuevo, llegado el periodo estival, Osakidetza volverá a recortar horarios de atención, lo que supone seguir recortando derechos de la ciudadanía pero también supondrá un aumento de unas cargas de trabajo que ya a día de hoy son insoportables.

    Apelar solo a la vocación del personal facultativo para atraerlo es en el mejor de los casos buenista, en el peor, una irresponsabilidad pues supone rehuir la responsabilidad de quienes gestionan la Sanidad Pública. El Departamento de Salud no ha hecho una apuesta clara por la Atención Primaria, con visión de modelo futuro, simplemente planteando un parche tras otro. En el año 2019 aprobaba una estrategia continuista de Primaria, en la que no se hacía ninguna referencia a aumentar los recursos.

    En esta línea, CCOO afirma que el borrador de Decreto de Perfiles Lingüísticos ahondará más en la dificultad de cobertura de estos puestos al hacerlo menos atractivos: si hoy en día al personal facultativo se le exige el PL2, este borrador de decreto prevé que pase a exigirse el PL3 a todo el personal que requiera una titulación de grado (facultativas, enfermería, psicología, etc…). Este aumento del requisito no hará sino dificultar la consolidación de la plaza de este personal, condenándoles a la temporalidad.

    No puede ser que se justifique la falta de previsión en años anteriores cuando en ningún momento el Departamento de Salud ha querido abordar realmente este problema. Osakidetza aprobó su Plan de Ordenación de Recursos Humanos para los años 2014 a 2016, donde hacía un análisis de su plantilla y de necesidades futuras pero cuya única medida real era facilitar la prolongación de la vida laboral de su personal, que a la larga supone dificultar la entrad de nuevas generaciones de profesionales.

    La Atención Primaria requiere no solo una actualización del modelo, actualizando también los roles de las diferentes profesionales, requiere un aumento de los recursos asignados. Nuestro Departamento de Salud, aunque sea uno de los que más gasta por habitante, sigue gastando menos que la media europea en relación a su PIB.