El papel del Diálogo Social será fundamental para cimentar el empleo de calidad como base para la recuperación económica

  • Desciende el paro en Euskadi en 1692 personas.
  • Aumenta el número de demandantes de empleo aunque se reduce el paro.
  • Continúan disminuyendo los beneficiarios de ayudas por desempleo.

Los datos facilitados por Lanbide correspondientes al mes de septiembre vuelven a mostrar un importante aumento en el número de personas demandantes de empleo en nuestra comunidad (+10.971) aunque a diferencia del pasado mes los demandantes parados han descendido en (-1.692), poco más de la mitad del incremento del pasado mes (+3.090). Los demandantes ocupados aumentan en 10.852 personas. 

02/10/2020.
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

Reducción del paro


En términos relativos en nuestra comunidad el paro disminuyó 1,16% el pasado mes, pero en relación al pasado año hay 31.124 personas en paro más, un 27,4% por encimad del 22,6% que se ha experimentado en el conjunto del Estado.
La reducción del paro se produce principalmente en el sector servicios (-1.572), también la industria ha descendido el número de parados en 576 personas a la espera de que se materialicen las amenazas del algunas empresas industriales El paro ha descendido este mes más entre las mujeres (-1.024) entre los hombres, a pesar de lo cual las mujeres continúan suponiendo el 54,6% de las personas en paro.
En agosto el número de beneficiarios de prestaciones económicas por desempleo volvieron a descender (-6.376) de las cuales 6.308 eran contributivas. Recordar que en julio ya habían descendido en 23.696, de las cuales 21.333 eran contributivas.
Contratación y afiliación a la seguridad social
El número de contratos realizados en el mes apenas ha aumentado hasta los 78.687, un incremento del 71,9% % en relación al mes pasado pero se mantiene un importante descenso en la comparación interanual (-21,7%). La contratación indefinida apenas representa el 8,77%.
La afiliación media a la seguridad social en el mes (945.934) recupera la senda de crecimiento (+7.349) después de meses de meses de caída, fundamentalmente en el régimen general (5.742) y mayoritariamente entre las mujeres (+5.608)
En definitiva, los datos de coyuntura muestran una mejora respecto al mes pasado, pero todavía con signos preocupantes en un contexto económico de enorme incertidumbre.
Se constata que esta crisis está destruyendo mucho menos empleo en relación a la crisis anterior porque se ha gestionado de otra manera, y con un importarte papel del diálogo social.
Sin lugar a dudas el Diálogo Social está dando buenos frutos. El ejemplo más reciente es el último acuerdo de prórroga de los ERTES, que permitirá mantener el empleo en aquellas empresas que atraviesan momentos complicados. Sin embargo, estas medidas no van a ser suficientes. Desde CCOO insistimos en pedir al Ejecutivo que se aborde la modificación de los aspectos centrales de la reforma laboral, -retomando la agenda donde se dejó en el mes de marzo-, para evitar la devaluación de los salarios y la pérdida de empleos, así como a habilitar una prestación para las personas que han agotado el paro.

Diálogo Social en Euskadi

También en Euskadi, el diálogo social sigue cumpliendo con su función de protección de las personas trabajadoras, con el reciente acuerdo para la prórroga de las ayudas a los ERTES que permitirá que más del 50% de las personas en situación de ERTE en Euskadi puedan ver complementadas sus prestaciones. Igualmente, y a propuesta de CCOO de Euskadi, trataremos en los grupos de trabajo de la Mesa de Diálogo Social el tratamiento fiscal a las personas en situación de ERTE, así como los complementos salariales para las personas que por razones de conciliación, derivadas de la crisis sanitaria, tengan que reducir sus jornadas laborales.
Así mismo en el seno del Diálogo Social se debe abordar la elaboración de una ley vasca de empleo y una nueva Estrategia vasca de Empleo consensuada con los agentes sociales que haga frente a la nueva realidad que marcará los próximos años el mercado de trabajo.
En estos momentos resulta fundamental exigir al Gobierno dotar de un mayor valor estratégico al Diálogo Social para desarrollar las medidas que el Gobierno ha anunciado en el plan de reactivación económica y del empleo. El diálogo social es fundamental para garantizar una transición justa desde un modelo productivo “con pies de barro”, que resuelve sus crisis devaluando el factor empleo, hacia un nuevo modelo productivo basado en el empleo de calidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.