Loli García apuesta por el pacto ante la crisis pero no aceptará "trágalas" y defiende mantener la "tensión en la calle"

  • Dice que urge que Educación convoque a sindicatos y, aunque la huelga no está todavía "encima de la mesa", no se descarta "ninguna movilización"

La secretaria general de CCOO de Euskadi, Loli García, ha afirmado que su sindicato está dispuesto a acordar y pactar en esta situación de crisis económica, pero ha advertido de que no aceptará "trágalas" y aboga por seguir manteniendo la movilización y la "tensión en la calle y en los centros de trabajo". En una entrevista concedida a Europa Press, también ha pedido que el Departamento de Educación convoque con urgencia a los sindicatos para acordar una vuelta a las aulas con seguridad, y ha indicado que, aunque en este momento no está "encima de la mesa" una convocatoria de huelga, ha recordado que las centrales sindicales ya advirtieron de que no descartan "ningún tipo de movilización".

22/08/2020. Europa Press
Foto de Loli García

Foto de Loli García

Loli García ha manifestado que se está ante una situación "complicada" derivada de la pandemia y ha querido hacer un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía para que se respeten las nuevas medidas de seguridad.

La dirigente sindical ha manifestado que la propia evolución de la pandemia "va a ir marcando las medidas" a adoptar, de manera que, si se controlan los contagios, no habrá que adoptar más", pero, "si se disparan, obviamente, habrá que tomar todas las medidas necesarias para garantizar la salud de la ciudadanía".

En este sentido, ante la opción de un nuevo confinamiento total, Loli García ha recordado que el sindicato no ha sido partidario "en ningún momento de parar la actividad total" y lo importante es "tener las medidas adecuadas de seguridad y de salud".

"Y, una vez que se den, creemos que la actividad económica se puede mantener y debe continuar", ha agregado García,000 que considera que el teletrabajo está "bien allá donde se pueda realizar", aunque hay actividades que es "imposible" realizar desde casa y, por otra parte, sería precisa una regulación porque hay "mucho abuso".

Ante la apelación al pacto, dada la actual crisis económica, realizada por el Gobierno Vasco, en boca de su consejera de Desarollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha afirmado que CCOO siempre ha apostado por "buscar acuerdos" porque es la medida "más adecuada" ante una "situación compleja" en la que "lo importante es salvar el empleo y las empresas". No obstante, ha indicado que, si las salidas son los recortes o la reducción de empleo, "obviamente" habrá movilizaciones.

Loli García ha advertido de que "no van a aceptar trágalas". "O aquí nos remangamos todos y buscamos soluciones que salven las empresas y salven el empleo o, si no, a nosotros nos van a tener enfrente", ha añadido.

La secretaria general de CCOO de Euskadi ha manifestado que no puede aprovecharse esta situación de crisis para "sacar beneficios empresariales. "Eso no lo vamos a aceptar bajo ningún concepto", ha agregado.

La líder de CCOO reconoce que, salvo cambio, no ve a ELA con voluntad de sumarse a la búsqueda de acuerdos, que, a su juicio, se deben dar en el ámbito del diálogo social, al que le gustaría que se sumará este sindicato y LAB porque "ganarían fuerza" las organizaciones sindicales.

"TENSIÓN EN LA CALLE"


"Nos gustaría que estuvieran en el ámbito de buscar salidas y soluciones porque la protesta y la movilización está muy bien, es necesaria, habrá que seguir manteniendo la tensión en la calle y en los centros de trabajo, pero, aparte de la tensión y la movilización, luego hay que buscar e intentar dar salidas a las situaciones que se están creando y eso sólo pasa por un acuerdo tripartito", ha precisado.

A su juicio, es en el ámbito del diálogo social donde los sindicatos pueden "intervenir en las políticas públicas", pero ha incidido en que la "tensión y movilización" va a seguir siendo necesaria "para poner en evidencia en qué se tienen que basar las soluciones".

Ante los anuncios de ajuste de empleo realizados ya por algunas empresas vascas como ITP, Aernnova o Tubacex, Loli García ha manifestado que el sindicato va a mantener una "posición muy firme" porque "lo único que han puesto encima de la mesa" son recortes de plantilla, pero CCOO va a exigir conocer sus proyectos industriales de futuro". "Es un requisito indispensable el mantenimiento de los proyectos industriales y cuáles van a ser las inversiones de futuro", ha agregado.

En relación a los planteamientos que apuestan por la reducción salarial para evitar despidos, ha afirmado que la flexibilidad interna negociada existe desde hace tiempo, pero es preciso un análisis de la situación actual de cada empresa, de sus proyectos de futuro y acordar "cuáles son las medidas más adecuadas para salvar la empresa y el máximo de empleo posible".

Por lo tanto, ha señalado que están dispuestos a negociar porque, antes que cualquier despido, "deben abordarse medidas de otro tipo", pero ha insistido en que van a exigir proyectos industriales y, a partir de ahí, analizarán cuáles son "las medidas más adecuadas", ya que "no tiene por qué ser una rebaja salarial". En todo caso, ha precisado que las medidas deben ser "de carácter temporal" y cree que rebajas salariales generalizadas no serían adecuadas porque "va a incidir en la economía".

VUELTA A LAS CLASES


Por otra parte, Loli García ha criticado la "falta de información e improvisación" por parte del Departamento de Educación ante la vuelta a las aulas en septiembre y ha emplazado al Gobierno, a que, de manera "urgente" convoque a los sindicatos.

El sindicato apuesta por una vuelta a las clases de manera presencial "en la medida de lo posible", pero se debe garantizar la seguridad de los alumnos, la comunidad educativa y, en definitiva, de la ciudadanía porque "esos niños van luego a sus casas".

Por ello, considera que se debe aumentar el ratio de profesores por número de alumnos y habilitar espacios nuevos para que se puedan "desdoblar aulas" y mantener la distancia de seguridad precisa.

La dirigente de CCOO de Euskadi ha señalado que el inicio del curso está "a la vuelta de la esquina" y, a día de hoy, existe "una incertidumbre total". Por ello, ha insistido en que se convoque a los sindicatos y se alcancen los acuerdos necesarios para que se produzca la vuelta a las aulas "con las medidas de seguridad más adecuadas".

Ante la posibilidad de convocar una huelga en caso de que no se garantice la seguridad, Loli García ha afirmado que es "un escenario que todavía no está encima de la mesa", pero ha recordado que todos los sindicatos ya advirtieron en julio que "no descartan ningún escenario".

En este sentido, aunque en estos momentos, no hay "encima de la mesa ninguna convocatoria", ha advertido de que, "si el Gobierno vasco sigue en esta situación", habría que "analizar en cada caso" y ha insistido en que todos los sindicatos ya dijeron que "no se descarta ningún tipo de movilización". "Pero debemos evitar que se dé y creo que hay medios suficientes para poder evitarlo", ha manifestado.

Ante la situación de la hostelería por las medidas restrictivas impuestas, ha indicado que, si no pueden desarrollar una actividad al 100% en condiciones normalizadas, se tendrán que articular medidas que ayuden a estos sectores y que eviten que se "pierda empleo".

En este sentido, ha asegurado que el sindicato sigue apostando por la figura de los ERTEs, que ha evitado que "se destruyeran empleos", por lo que ha defendido su prórroga más allá de septiembre para los sectores que no pueden "reiniciar o mantener una actividad normalizada" como puede ser la hostelería.

Además, ha anunciado que a principios de septiembre van a solicitar prorrogar el complemento de los ERTEs para los trabajadores con salarios bajos que continúen en esa situación a partir del 30 de septiembre.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.