Las medidas logradas en los distintos ámbitos del diálogo social vasco deben constituir la primera línea de defensa del empleo

  • La vigilancia de la Inspección de Trabajo para evitar el posible uso fraudulento de los ERTEs así como el refuerzo de la protección social deben complementar la acción del Gobierno vasco en el corto plazo.
  • Exigimos al Gobierno vasco acompañar el diálogo social con políticas que fomenten el empleo de calidad, apostando por un modelo económico y productivo basado en sectores de alto valor añadido.

Los datos correspondientes al mes de junio muestran un aumento en el desempleo en la CAV de 2733 personas. El aumento supone un 1´93% respecto al mes anterior en la CAV frente al incremento del 0´1% en el conjunto del Estado.

02/07/2020.
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

Además, son más de 72.000 las personas que se encuentran en situación de ERTE, a pesar de la reincorporación al empleo del 60% de las personas que estaban en Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). Consideramos este último dato relevante porque demuestra que la aplicación de los ERTEs está suponiendo un freno real a la destrucción de empleo en el corto plazo.

La aplicación de la herramienta de los ERTEs, en la medida en que supone una “socialización de salarios” que beneficia también a las empresas, debe ser sometida a una vigilancia exhaustiva por parte de la Inspección de Trabajo a fin de evitar una utilización fraudulenta de los diferentes mecanismos de protección puestos en marcha.

Las medidas adoptadas hasta este momento, sobre todo a través de la concertación social, están demostrando su efectividad, sobre todo respecto a la contención de los despidos y la protección de las personas, pero no podemos bajar la guardia. Es necesario seguir ahondando en estas y otras medidas de cara a que en los próximos meses podamos no sólo mantener el nivel de empleo sin recuperar aquel que se ha perdido desde el inicio de esta crisis.

Del total de personas paradas (144.448), el 54,90% son mujeres que están más representadas en el sector servicios que vuelve a aportar este mes el 67% de las personas paradas.

Con respecto a la contratación se mantiene el altísimo porcentaje de contratación temporal del mes anterior que llega al 91´4%. Otro dato que queremos destacar es el incremento producido entre las personas demandantes de empleo que ascienden a 462.060 personas del mes de junio lo que supone un incremento de 24.000 personas respecto al mes de mayo.
Por sectores, Servicios e Industria aglutinan la mayor parte de las personas desempleadas con 97.647 y 17.421 respectivamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.