¡¡ASÍ, NO!!

    La reunión con el Departamento de Educación con la comunidad educativa, primera que concede Cristina Uriarte, sólo ha servido para recibir información, instantes antes que el resto de la sociedad vasca.

    07/05/2020.
    Foto: Europa Press

    Foto: Europa Press

    Quizás sea el elemento más positivo de toda la reunión, haber recogido nuestra queja por la escasa información directa recibida hasta la fecha. En esta reunión, sindicatos, patronales privadas, direcciones de centros y asociaciones de familias, hemos conocido de primera mano las intenciones
    del Departamento de Educación para el final del curso escolar 2019-2020. Nada más. Las decisiones estaban tomadas y sólo cabía plantear dudas y confiar que fuesen contestadas, nunca rectificadas o consensuadas. 

    Para CCOO Irakaskuntza esta forma de actuar, que anula el diálogo social, no es propia de un gobierno ni de un lehendakari que hace gala del mismo cada vez que es preguntado. Diálogo significa exponer, escuchar, debatir y, si es posible, acordar. La Consejería que gestiona Cristina Uriarte tendrá difícil conseguir acordar cuando se queda en la primera parte y no parece demostrar interés en cumplir con todos los pasos de una negociación. 

    CCOO Irakaskuntza no entiende tampoco que sin la seguridad sanitaria asegurada para el conjunto de alumnado y trabajadoras/es del sector se incluya a los grupos de Bachillerato1 y FP1 entre los que deben volver a la actividad presencial. Tampoco es comprensible que no se hayan especificado cuestiones claves que las direcciones de los centros deberán tomar, con el argumento de que éstas les corresponden en función a la autonomía de centro, tantas veces demandada que ajora podrán ejecutar.


    Es alarmante que por toda medida se aluda a la necesidad de limpieza ordinaria de los centros, entradas y salidas escolanadas, distancia de seguridad, uso obligatorio de mascarillas y jabón y grupos reducidos de 15 alumnos/as máximo. ¿Dónde queda el control de temperatura? ¿Quién proveerá de los EPIs al conjunto de trabajadores/as del sector? ¿Se tendrá en cuenta la opinión de los y las delegadas de prevención y seguridad laboral de los centros? Todo hace sospechar que la improvisación, en función de las urgencias que se vayan planteando, serán las que decidan al final. De ahí que CCOO Irakaskuntza solicite con carácter inmediato la convocatoria de una Mesa Sectorial de Educación para que se pongan sobre las mesas las mil y una cuestiones, aún pendientes, que siguen generando incertidumbre a toda la comunidad educativa.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.