CCOO exige a inspección de trabajo que se fiscalice la actuación de las ETTs para evitar abusos laborales durante el COVID19

    CCOO de Euskadi denuncia que algunas ETTs han optado por el despido de muchas trabajadoras y trabajadores que estaban desempeñando su labor en empresas que han aplicado ERTEs.

    El despido de estas trabajadoras y trabajadores supone que no se les aplican los beneficios en las prestaciones que se estipulan en el RDL 8/2020 que posibilita, por ejemplo, el acceso a prestaciones por desempleo aunque carezcan del periodo mínimo de cotización.

    06/04/2020.

    Desde CCOO vamos a denunciar a todas las empresas de trabajo temporal (ETTs) que han dejado tiradas y abandonadas a las trabajadoras y trabajadores que estaban puestas a disposición en empresas usuarias y que o bien han sido despedidas de sus puestos de trabajo o se han extinguido sus contratos temporales.

    En Euskadi, en enero del presente año la cifra de trabajadores y trabajadoras cedidas por las ETTs ascendía aproximadamente a 8.890 personas.

    Desde los primeros momentos de esta crisis sanitaria del COVID19, las ETTs han despedido, mayoritariamente por finalización de actividad, a un alto volumen de plantilla que prestaba sus servicios en empresas usuarias, cuando, en nuestra opinión, tendrían que haber suspendido los contratos, puesto que, generalmente, lo que ha pasado es que se ha suspendido la actividad en dichas empresas “cliente”.

    Así lo demuestra el hecho de que la inmensa mayoría de las empresas usuarias han acometido ERTEs de sus plantillas, para que una vez termine esta situación de la pandemia del coronavirus, vuelvan a sus puestos de trabajo.

    Entendemos que las miles de personas cedidas en misión, a empresas de todos los sectores productivos, no pueden tener un nivel de cobertura menor que el resto de los trabajadores/as de las empresas usuarias.

    Exigimos, por tanto, a la inspección de trabajo y a la consejería de Trabajo de Gobierno Vasco, que fiscalice de oficio, semejantes irregularidades laborales perpetradas contra este importantísimo colectivo de personas trabajadoras y, en caso de detectarse, aplicar todo el peso sancionatorio que establece la legislación para éstos abusos laborales.

    Esta actuación totalmente reprochable de las ETTs tiene unas consecuencias muy graves para los trabajadores y las trabajadoras de ETTs en misión, ya que no van a poder acceder a los beneficios de prestaciones que se estipulan en el RDL 8/2020 de 17 de marzo, de medidas urgentes ante la extraordinaria situación de gravedad que presenta el COVID19, que refuerza la cobertura a las personas afectadas por un ERTE.

    Así, las personas despedidas por ETTs que no cuenten con cotización suficiente no van a poder acceder al paro, y no tendrán opción de descontar este tiempo de su periodo máximo de desempleo generado.

    Desde CCOO consideramos que son despidos totalmente injustos y que no se ajustan a derecho. Igualmente investigaremos a todas aquellas ETTs que han efectuado estas prácticas reprobables para comprobar el número de casos que se encuentren en esta situación.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.