CCOO insta a empresas y Administraciones a proteger a las profesionales de la dependencia ante los riesgos derivados por el COVID-19

    Garantizar la protección de la salud de las trabajadoras del sector, la atención efectiva a personas dependientes y mantener el empleo del sector son las principales exigencias del sindicato a las administraciones y empresas implicadas en el ámbito de la dependencia.

    21/03/2020.

    CCOO ha instado hoy a las empresas y a las Administraciones del sector de la Dependencia y ámbitos sociosanitarios a que doten de herramientas suficientes para la prevención de riesgos a las trabajadoras del sector, especialmente en las residencias de personas mayores y el servicio de ayuda a domicilio.

    El sindicato ha recordado que los EPIs son imprescindibles para la seguridad de las personas usuarias y de las trabajadoras y trabajadores del sector de la dependencia. Además, en ambos servicios, sea cual sea su modelo de gestión (público, privado o concertado), las medidas de protección son imprescindibles tanto para la seguridad de las trabajadoras como de las usuarias y usuarios del servicio, teniendo en cuenta que se trata de un colectivo especialmente sensible al COVID-19.

    No hay que olvidar que el sector de la dependencia es un sector altamente feminizando, compuesto muchas veces por mujeres que desempeñan una doble tarea de cuidados, tanto en su empleo como en su núcleo familiar.

    CCOO quiere volver a reconocer a las trabajadoras que nos cuidan, desde distintos ámbitos y con diferentes funciones. Es fundamental que las empresas y administraciones doten de seguridad a la labor del cuidado. Por esta razón vamos a seguir denunciando las situaciones que, a día de hoy, siguen poniendo en peligro la salud de las trabajadoras de la dependencia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.