La protección de la salud de la población trabajadora ante el cambio climático

    Una de las consecuencias más claras del cambio climático es el aumento en la frecuencia, intensidad y duración de períodos de calor extremo y esto está repercutiendo en el mundo del trabajo. Las elevadas temperaturas ambientales están causando un incremento significativo de las exposiciones laborales a estrés térmico.

    02/07/2019.
    La protección de la salud de la población trabajadora ante el cambio climático

    La protección de la salud de la población trabajadora ante el cambio climático

    En el marco del proyecto, "SALUDAPT. Estrategias territoriales para la adaptación y la protección de la salud ante el cambio climático", ISTAS-CCOO ha elaborado un documento de propuestas de actuación y un catálogo de buenas prácticas para mejorar la protección de la salud de la población trabajadora ante el cambio climático dirigidas a autoridades ambientales, sanitarias, autoridades laborales, interlocutores sociales y empresas.

    Este proyecto ha recibido el apoyo del Ministerio de Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad.

    Una de las consecuencias más claras del cambio climático es el aumento en la frecuencia, intensidad y duración de períodos de calor extremo y esto está repercutiendo en el mundo del trabajo.

    Mientras que en el ámbito de la salud pública parece que se está mejorando la respuesta y reduciendo los efectos en la salud del calor extremo, las estadísticas de accidentes de trabajo apenas recogen datos de daños producidos por el estrés térmico. Y no es porque no estén ocurriendo sino porque no se están notificando adecuadamente. ISTAS ha podido constatar cómo los medios de comunicación recogen más accidentes por calor que los registrados oficialmente.

    Dentro de los colectivos más vulnerables, la población trabajadora en un grupo en riesgo de estrés térmico, particularmente aquellas personas que desarrollan su actividad en el exterior (como por ejemplo en la construcción, la agricultura y la ganadería, los servicios de limpieza y jardinería, etc.) o bien que trabajan en lugares sin aclimatar cuya fuente de refrigeración y ventilación es la externa.

    En el marco del proyecto, "SALUDAPT. Estrategias territoriales para la adaptación y la protección de la salud ante el cambio climático", ISTAS-CCOO ha elaborado un documento de propuestas de actuación y un catálogo de buenas prácticas para mejorar la protección de la salud de la población trabajadora ante el cambio climático dirigidas a autoridades ambientales, sanitarias, autoridades laborales, interlocutores sociales y empresas.

    Entre otras propuestas, ISTAS propone mejorar la notificación de las contingencias profesionales relacionadas con las altas temperaturas ambientales en el parte de accidentes de trabajo, así como instar a las empresas a una adecuada evaluación de riesgos laborales por estrés térmico y la implementación de planes de acción.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.