El 91´8% de los contratos de mayo han sido temporales

    • Desciende el paro pero aumenta el número de demandantes de empleo ocupados.
    • El paro entre las mujeres no deja de aumentar. El 57,3% de las personas en paro son mujeres.
    • CCOO considera necesario y urgente el establecimiento de un marco institucional que garantice el principio de estabilidad en el empleo, la lucha contra la desigualdad y la precariedad laboral, además de abordar reformas claves en materia socioeconómica.

    04/06/2019.
    Foto: Europa Press

    Foto: Europa Press

    Los datos facilitados por Lanbide correspondientes al mes de mayo muestran un descenso en el número de personas demandantes de empleo en nuestra comunidad (-1.242) que se sitúa en 267.440 personas.

    El descenso se produce por la bajada en el número de personas en paro (-1.771) y entre las personas demandantes, sin empleo, que indican en su solicitud condiciones especiales de trabajo (ej: sólo a domicilio, teletrabajo, en el extranjero, etc), -1.249

    Siguen aumentando, sin embargo, las personas ocupadas que demandan empleo (+1.010) lo cual es una vez más muestra de que el reto actual no es tanto la destrucción de empleo, cuanto las condiciones de los empleos que se están generando para poder hacer frente a una vida digna

    Se ha producido el mismo tipo de evolución que el pasado año pero con cifras más bajas síntoma de una desaceleración en nuestra capacidad de descender el desempleo y el crecimiento de personas demandantes ocupadas

    Igual que el pasado año, en términos de paro este mes se ha producido un descenso (-1,53%) inferior a la media del estado (-2,66%) pero nuestra situación es mejor que hace un año, ya que hay 8928 personas menos en desempleo.

    Entre las mujeres (-724) el paro desciende menos que entre los hombres (-1.047) las mujeres representan ya el 57,3% del paro cuando hace un año representaban el 57% y hace dos 55,6%.

    Otro dato que desgraciadamente se consolida son las situaciones de desprotección. En abril de 2019 solo el 41% de las personas desempleadas estaban cobrando algún tipo de ayuda, lo que representa que 68.439 personas no están cobrando ninguna prestación, (516 menos que en marzo). De los 47.205 perceptores de prestaciones por desempleo sólo el 59% son prestaciones contributivas

    Igual que pasara el pasado año en mayo la afiliación ha aumentado en 6.197 personas de media en el mes, ligeramente menos que en 2018 (6.595 personas afiliadas). En el balance anual se contabilizan 7.183 personas afiliadas más en lo que va de año (en 2018 fueron 8.122 más), de los cuales 4.798 han sido hombres y 2.385 mujeres.

    Este mayo el incremento de la afiliación ha sido, sin embargo superior entre las mujeres. Este mes el crecimiento de la afiliación ha venido de la mano de las actividades sanitarias y los servicios sociales con 2.141,63 nuevas afiliaciones de media, le siguen una vez más, la hostelería y los servicios administrativos y auxiliares, apreciándose muy poco dinamismo en la industria y la construcción.

    El menor dinamismo observado en la evolución del desempleo y la afiliación también se observa en la contratación. A pesar de que en mayo la contratación ha aumentado un 18,4% en relación a abril, más que la media del estado (+17,6%) en relación al pasado año el volumen de contratos ha descendido casi un punto. En términos interanuales la contratación temporal ha crecido (0,7%), mientras que la contratación indefinida ha descendido (-15,45%). El 91,8% de los contratos realizados en el mes y el 91,3% acumulado del año han sido temporales.

    CCOO considera necesario y urgente, el establecimiento de un marco institucional que garantice el principio de estabilidad en el empleo, la lucha contra la desigualdad y la precariedad laboral, además de abordar reformas claves en materia socioeconómica.

    CCOO insiste que hacer frente al modelo de precarización y de desprotección social que se ha querido asentar es necesario derogar las reformas laborales que han impulsado este escenario, mejorar el sistema de protección social y aprobar presupuestos públicos expansivos que puedan dotar de partidas suficientes a las políticas activas de empleo y a la inspección de trabajo para vigilar las condiciones laborales que se están produciendo.

    En definitiva se observa un comportamiento típico del mes de mayo pero se aprecia un menor dinamismo del mercado de trabajo con desaceleración en la reducción del desempleo, menor contratación y afiliación a la vez que continúa aumentando el número de demandantes de empleo ocupados, aumenta la contratación temporal y se mantiene unas tasas de protección muy bajas que apenas alcanzan al 41% de las personas en paro.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.