Los salarios de convenios sectoriales subieron más que en los de empresa en 2018

  • La subida media en los sectoriales rondó el 2%, el doble del IPC 1%

La secretaria general de CCOO de Euskadi, Loli García, ha señalado en comparecencia pública que la firma en 2018 de 40 convenios sectoriales en Euskadi, frente a los 31 suscritos el año anterior, reafirma su estrategia en defensa de dichos convenios porque suponen" mayor cobertura y garantías" para los trabajadores que los de empresa y también mayores subidas salariales, un 2% de media, el doble del IPC (1%).

15/03/2019.
Loli García comparece en rueda de prensa

Loli García comparece en rueda de prensa

En una comparecencia para analizar el balance de convenios alcanzados al cierre de 2018, la secretaria general del sindicato, acompañada de las responsables de acción sindical, Garbiñe Espejo y Mari Cruz Vicente, ha recordado que "si en algo se ha caracterizado la negociación colectiva en Euskadi en 2018 ha sido por el aumento de la población trabajadora con convenios colectivos con vigencia ordinaria".

Garbiñe Espejo ha cifrado en un 7,5% más respecto al año anterior la población trabajadora cubierta gracias a la negociación sectorial, que ha aumentado un 9,96% frente al descenso de la población trabajadora con convenios de empresa vigentes", que cayó un 1,27%.

Este incremento de los convenios con vigencia ordinaria lleva a una descenso del 3,2% de trabajadores con convenio con vigencia prorrogada y pendiente de renovar, con el mismo efecto: descienden en un 4,65% los trabajadores con convenio sectorial con vigencia prorrogada y pendiente de renovar, frente a quienes tienen cobertura de un convenio de empresa prorrogado y pendiente de renovar, que creció un 1,25%.

Pese a este dato positivo de incremento de la población trabajadora con convenios con vigencia ordinaria, García ha señalado que hay que tener presente que todavía un 53,25% de los trabajadores tienen su convenio con vigencia prorrogada o decaída.

De ese total, un 36,65% corresponde a trabajadores con convenio sectorial con vigencia prorrogada y pendiente de negociar, por lo que
toma mayor peso la necesidad de trasladar el debate a los centros de trabajo ahora más que nunca en el período concentrado de elecciones sindicales.

Al cierre de 2018, en Euskadi había 86.027 trabajadores sin ninguna cobertura, con su convenio decaído o pendiente de recuperar, cifra que representa el 14,9% de la población trabajadora del sector privado.

A juicio de Loli García, esa cifra obliga a "no estar contentos, porque sigue habiendo un nivel muy importante de trabajadores que no tienen sus condiciones actualizadas, y este debe ser motivo de actuación prioritaria para los sindicatos".

No existe "estatalización" de la negociación colectiva

En opinión de la responsable sindical, las mejoras que introducen los convenios sectoriales y su incremento anual "rompen esta campaña falsa que mantienen determinados sindicatos en Euskadi, que no es sino una excusa en torno a eso que denominan la estatalización de la negociación colectiva, que no existe".

A su juicio lo que hay, por su parte, es "el abandono de los marcos propios de negociación a base de tirar balones fuera y eludir la propia responsabilidad". "No vemos ninguna voluntad, por parte sobre todo de ELA, de querer avanzar en las negociaciones, ya que cuando se plantean propuestas ellos están desaparecidos y no tienen ningún interés en desbloquear la negociación colectiva dejando en el abandono a muchos trabajadores", ha lamentado.

El informe elaborado por el sindicato a partir de datos del CRL confirma que los incrementos salariales pactados en los convenios vigentes para 2018 "son superiores a los pactados para el 2017 en todos los ámbitos territoriales tanto en el sector como en las empresas".

Mientras que en 2017 los incrementos salariales en los convenios de empresa eran superiores a los de sector en Álava y en Bizkaia, en 2018 los incrementos en los convenios de sector son superiores a los registrados en los de empresa en todos los ámbitos territoriales.

En el conjunto de la Comunidad Autónoma, Gipuzkoa, donde Loli García ha destacado que la presencia de CCOO "es menor", es también el territorio en el que los incrementos salariales han sido menores, tanto en convenios de empresa, como en sector, con incrementos parejos al conjunto del Estado. Analizados solo los incrementos salariales de los convenios registrados este año son superiores a los vigentes excepto en el territorio de Gipuzkoa.

Tanto los firmados en el ámbito estatal como los de Araba y Bizkaia están por encima del 2% y, por tanto, mejoran en la evolución anual respecto a 2017. Gipuzkoa es la excepción ya que no mejora en su evolución por el descenso que se produce en los convenios de sector. El incremento medio (1,73%) ha sido inferior al de 2017 (1,74%).

En cuanto a las jornadas aplicadas en 2018, Gipuzkoa mantuvo el leve ascenso de jornada anual que ya tuvo en el 2017 respecto al 2016, pero continúa siendo el territorio con menor jornada anual. Bizkaia continúa reduciendo la jornada y por el contrario, en el territorio de Araba, donde se produjo el año anterior un aumento de la jornada, este año lo cierra con un importante descenso en la jornada anual media.

El Gobierno tiene margen

Tanto Loli García como Mari Cruz Vicente han aludido a los acuerdos para eliminar algunos aspectos de la reforma laboral alcanzados con el gobierno socialista y han emplazado a Pedro Sánchez a que "legisle de una vez tal y como se ha comprometido en las mesas de diálogo social y con sus electores anunciando la derogación de la reforma. Estamos a tiempo y hay margen", ha indicado García.

Asimismo han emplazado al PNV a que se posicione respecto a los aspectos acordados porque su voto será necesario para sacar adelante estas medidas".

En ese sentido, la líder sindical ha reconocido que han mantenido "conversaciones con la dirección en Euskadi y el grupo parlamentario en Madrid y dicen estar dispuestos a abordar estos temas pero que, a día de hoy, nadie por parte del gobierno les ha trasladado ninguna respuesta más allá de conversaciones sin textos concretos".

Mari Cruz Vicente ha recordado que, como a día de hoy el gobierno no ha dado este paso y los acuerdos en reforma laboral todavía no han visto la luz, estarán "hasta el último momento pidiéndole que saque ese decreto, porque el gobierno debe cumplir lo acordado con los sindicatos". "Si no toca la reforma laboral del PP, tendremos que decir que el gobierno socialista es cómplice y tiene una responsabilidad importante con ella", ha advertido.

La responsable de acción sindical de la Confederación de CCOO ha pedido al gobierno socialista que "negocie con los partidos y se deje de 'dimes y diretes', que es lo que está haciendo, culpando por una parte a los nacionalistas catalanes y vascos y a Podemos, cuando realmente no ha abordado una negociación en serio con esas formaciones y lo que tiene que hacer es dar un paso para cambiar la reforma laboral antes de las elecciones".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.