El 44,12% de las pensiones vascas no llegan al SMI y el 24,7% están por debajo de 650 euros

    Loli García pide que la atención a dependientes se profesionalice para que los familiares cuidadores, el 40%, no dejen el mercado laboral

    05/02/2019.
    Julián González, Loli García, Fran Osuna y Alfonso García

    Julián González, Loli García, Fran Osuna y Alfonso García

    La secretaria general de CCOO de Euskadi, Loli García, ha alertado de que el 44,12% de las pensiones vascas siguen estando por debajo del salario mínimo y el 24,7% no llegan a los 650 euros y que, más allá de que la pensión media en el País Vasco sea "relativamente elevada, igual de elevado es el porcentaje de pensiones de pequeña cuantía".

    Loli García ha hecho estas manifestaciones durante la presentación en Vitoria del Observatorio Social de las Personas Mayores 2018 que anualmente elabora el sindicato para evaluar las condiciones de vida de los mayores en cuanto a salud, recursos económicos, protección social y riesgos a los que se enfrentan.

    La responsable sindical vasca ha manifestado asimismo que no se puede olvidar que la RGI está ayudando en Euskadi "a reequilibrar esta situación y estos datos entre los mayores pero lo que es realmente necesario es afrontar la revalorización de las pensiones mínimas para que ninguna esté por debajo de los umbrales de pobreza".

    La secretaria general de CCOO de Euskadi ha considerado igual de "relevante y de grave" el dato que arroja el observatorio del número de personas que reciben en Euskadi ayudas a la dependencia, un total de 64.809.

    En ese sentido, Loli García ha llamado la atención sobre el hecho de que el 40% de las ayudas a la dependencia aprobadas se destinan a familiares que se hacen cargo de allegados dependientes, algo que, a su juicio, es "muy grave en dos sentidos".

    Por un lado, el sindicato considera que la atención a la dependencia debe orientarse hacia "la profesionalización", ya que las mujeres, "que mayoritariamente son quienes se encargan de los cuidados, lo que hacen es abandonar el mercado laboral para hacerse cargo de esos familiares y, por mucha ayuda que reciban, esa decisión supone una merma en sus ingresos y en su situación laboral y personal", ha remarcado Loli García.

    "Nosotros queremos que esas personas sean cuidadas por profesionales para que la mujer se pueda incorporar al trabajo", ha precisado.

    El sindicato considera que las ayudas a la dependencia deben venir "por otras vías como la asistencia a domicilio o el incremento de las plazas residenciales en Euskadi, donde en la actualidad, solo el 32% de las plazas son públicas y eso hay que revertirlo", ha indicado García.

    En Euskadi existen en la actualidad 20.495 plazas en residencias, de las cuales 13.899 son privadas, el 68%. Según el análisis del sindicato, hay que recordar que la atención a la dependencia "es un derecho conseguido por la reivindicación del movimiento sindical y se transformó en ley gracias a un acuerdo de diálogo social".

    El sindicato ha trasladado en su informe que el sistema público de pensiones es "a día de hoy el único sistema sostenible capaz de redistribuir la riqueza porque ningún modelo privado de pensiones complementarias va a asumir esas condiciones".

    Para Comisiones Obreras, la sostenibilidad del modelo de pensiones "es posible" si existe un compromiso político y un pacto de Estado de consenso que garantice, blinde y mejore el sistema actual".

    A juicio de la secretaria general de CCOO de Euskadi, "hay además margen de mejora pero este tema debe estar fuera de las cuestiones electoralistas porque el mantenimiento de las pensiones no es una cuestión económica sino de decisión política".

    Finalmente, el mantenimiento del sistema público de pensiones debe incluir "una apuesta por el diálogo social de acuerdo con los agentes sociales y un compromiso que refuerce las pensiones en el marco legislativo.

    El sindicato reclama la incorporación por ley del índice de valorarización de las pensiones y la eliminación del factor de sostenibilidad, porque "las pensiones no pueden estar sujetas a acuerdos electorales ni a decisiones unilaterales como la sostenibilidad introducida por el Gobierno del PP.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.