CCOO denuncia graves situaciones de maltrato a la plantilla en la Cervecera El Molino

    La hija de una de las dueñas ha sido condenada por agresión a una trabajadora mientras que otra trabajadora ha sufrido una crisis de ansiedad debido a las presiones recibidas por parte de la empresa.

    31/01/2019.

    El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Getxo ha emitido recientemente la sentencia Nº9/2019 por la que se condena a J.L.U. al pago de un mes de multa a razón de una cuota diaria de seis euros y al abono de 2700 euros a I.O.B. en concepto de daños y perjuicios. Ambas son trabajadoras de la empresa Cervecera El Molino, situada en Berango, dándose la circunstancia de que J.L.U. es hija de una de las dueñas de la empresa.

    El 28 de mayo de 2018, en el transcurso de una discusión motivada por cuestiones de trabajo, J.L.U. propinó un fuerte empujón a I.O.B., cayendo esta al suelo y recibiendo asimismo un fuerte tortazo en la cara según se levantó del suelo. La trabajadora agredida tuvo que desplazarse a un centro sanitario puesto que fue precisa asistencia médica, y en este momento continúa de baja médica.

    Por otra parte, el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha emitido en fechas recientes una resolución por la que se estima que el periodo de baja iniciado en octubre de 2018 por T.V.M. es un accidente de trabajo. T.V.M. es trabajadora del departamento de administración de la Cervecera El Molino y realiza habitualmente tareas administrativas y contables. La trabajadora sufrió en su puesto de trabajo un ataque de ansiedad ocasionado por la apertura de un expediente disciplinario, derivado de un supuesto desajuste contable del que la empresa pretende hacerle responsable, y ocasionado también por la actitud que por ese hecho mantuvo hacia ella el responsable de administración de la empresa. La trabajadora precisó asistencia médica y ha sido posteriormente despedida durante el periodo de baja.

    CCOO exige a los responsables de Cervecera El Molino que pongan los medios que sean necesarios para que este tipo de situaciones no se repitan. El sindicato considera absolutamente inadmisible que se den estos comportamientos en la empresa y recuerda que los centros de trabajo son espacios en los que la empresa tiene que velar por el respeto a la dignidad de las personas trabajadoras en todo momento, puesto que a ello viene obligada por ley.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.