Bridgestone Hispania SA condenada al pago de casi 300.000 euros a la familia de un trabajador fallecido por exposición al amianto

    CCOO afirma que en ninguna de las empresas en las que hubo exposición al amianto se adoptaron medidas preventivas

    La sentencia considera probada la existencia de amianto en las instalaciones de la empresa y la exposición del trabajador a este material cancerígeno así como la nula adopción por parte de la empresa de medidas específicas de protección

    21/01/2019.

    El Juzgado de lo Social Nº8 de Bilbao ha condenado mediante la sentencia 7/2019 a la empresa Bridgestone Hispania SA (antigua Firestone) al pago de una indemnización de 293.758 euros en concepto de daños y perjuicios a la familia de un trabajador de la empresa fallecido por exposición al amianto en las instalaciones de la misma.

    J.A.B. estuvo trabajando en la empresa desde 1969 hasta su jubilación en el año 2009, siendo diagnosticado de mesotelioma pleural en noviembre de 2013. El trabajador falleció en febrero de 2014.

    La sentencia considera probada la existencia de amianto en las instalaciones de la empresa, la exposición de J.A.B a este material cancerígeno y la relación causal entre la citada exposición y el mesotelioma pleural, dándose cuenta en la misma de la existencia de amianto en recubrimientos de tuberías. Durante las labores de montaje y reparación de las citadas tuberías se accedía a las mismas “rompiendo y apartando el amianto, sin adoptarse medidas específicas de protección” para los trabajadores encargados de esas tareas ni para otros que estuviesen presentes en el mismo espacio. Existen, y se reflejan en la sentencia, numerosos planes de retirada de amianto en las instalaciones de Bridgestone Hispania SA, que dan cuenta de la existencia de amianto en tuberías e instalaciones de calorifugado.

    También se ha considerado fundamental a la hora de atribuir responsabilidad empresarial a la dolencia de J.A.B. el hecho de que la empresa no hubiese adoptado ningún tipo de medida, ni individual ni colectiva, a la hora de prevenir o limitar la exposición al amianto de los trabajadores. En este sentido, la empresa no acredita la instalación de sistemas de extracción localizada o de otros mecanismos para evitar la dispersión de partículas de amianto en el ambiente, la dotación de equipos de protección individual para las vías respiratorias, la realización de reconocimientos médicos específicos, la señalización de riesgo de amianto en la empresa, la existencia de taquillas separadas para ropa de trabajo y ropa de calle a fin de evitar el contacto entre ambas vestimentas, la realización de mediciones periódicas que hubiesen permitido conocer la concentración de partículas de amianto en el ambiente ni la transmisión de información a la plantilla en relación al riesgo de exposición al amianto.

    Con todo ello, la sentencia constata diversos incumplimientos de la amplia legislación en materia de seguridad y salud en el trabajo en ambientes pulvígenos y en relación a la exposición al amianto. La legislación en esta materia venía advirtiendo de la peligrosidad de la exposición al amianto y de la necesidad de aplicar medidas preventivas en ambientes pulvígenos desde 1940, y fue haciéndose cada vez más restrictiva con el paso de los años en relación a la exposición al amianto.

    El responsable de salud laboral de CCOO de Euskadi, Alfonso Ríos, ha considerado que Bridgestone Hispania SA ha intentado en todo momento eludir su responsabilidad en lo relativo a la enfermedad del trabajador, llegando a aducir el consumo de tabaco de éste, cuando el consenso médico y científico es unánime al afirmar que el mesotelioma es una dolencia derivada exclusivamente de la exposición al amianto, sin influencia de otro tipo de factores. El protocolo de vigilancia sanitaria específica del amianto aprobado por el Ministerio de Sanidad también confirma esta relación causal entre mesotelioma y exposición al amianto, excluyendo de la misma, entre otros factores, el consumo de tabaco.

    En vista de las innumerables sentencias que van surgiendo en relación a la exposición al amianto, CCOO afirma que en ninguna de las grandes empresas de Euskadi en las que este material se utilizó, se adoptaron las medidas adecuadas para evitar o limitar la exposición al mismo, lo que ha originado que en la actualidad estemos ante una verdadera epidemia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.