Paz y Solidaridad apoya a ‘las Bartolínas’ de Bolivia en la reivindicación de sus derechos frente a la violencia económica

    La Confederación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia “Bartolina Sisa” (CNMCIOB”BS”), conocidas popularmente como ‘las Bartolinas’, fue la primera organización de toda América del Sur en articularse para reivindicar la plena participación de las mujeres de las áreas rurales en la toma de decisiones económicas, sociales y políticas.

    29/01/2018.
    Bartolinas

    Bartolinas

    Su nombre se lo deben a la heroína indígena aymara Bartolina Sisa, quien a mediados del s.XVIII lideró varios levantamientos contra la explotación colonialista. Hoy, 38 años después, ‘las Bartolinas’ han reforzado su trabajo y fortalecido su presencia en diferentes departamentos del país. Como es el caso de la Confederación Departamental de Mujeres Campesinas Indigenas Originarias de Santa Cruz "Bartolina Sisa", quienes cuentan con una larga trayectoria de trabajo en las áreas rurales, como lo demuestra su trabajo en relación al fortalecimiento de la identidad culural y reivindicación de la defensa de los derechos económicos, sociales, políticos y culturales de las mujeres campesinas indígenas originarias.

    En Bolivia, uno de los países que cuenta con una amplia trayectoria de explotación de sus recursos naturales como principal actividad económica, en los últimos períodos legislativos se ha buscado cambiar la matriz productiva, fortaleciendo una economía plural, en la que se refuerce la producción artesanal, manufacturera, industrial y agroindustrial, de forma que se consolide una mayor armonía con la naturaleza. No obstante, en el ámbito laboral las tasas de desempleo y economía informal siguen estando lideradas por las mujeres, consolidando así una mayor profundización de la división sexual del trabajo. Y en el caso de las áreas rurales, las mujeres campesinas indígenas originarias son las que mayormente sustentan el peso de las desigualdades de género.

    Frente a este panorama, ‘las Bartolinas’ tratan de aumentar su capacidad de incidencia política, fortaleciendo espacios para la reflexión conjunta, a la par que van reforzando los diferentes proyectos productivos con los que cuenta. La legitimidad que les otorga contar con una base social organizada y los insumos derivados de los procesos de intercambio, tanto a nivel estatal como internacional, les permiten avanzar en la consecución de sus reivindicaciones.

    En el centro de su trabajo posicionan la lucha frente todo tipo de violencias y agresiones contra las mujeres campesinas indígenas originarias. No obstante, en los últimos años la

    visibilización y denuncia de la violencia económica ha ido tomando relevancia. Debido a que vieron necesario seguir potenciando el proceso de empoderamiento y liderazgo emprendido, a través de la reivindicación de los derechos socio-económicos y la apuesta por impulsar la soberanía alimentaria como alternativa en consonancia con el modelo del Buen Vivir, recogido en su Constitución.

    Desde Paz y Solidaridad – Euskadi, pensamos que ampliar la mirada a otros contextos, fomentar espacios donde poder intercambiar reflexiones, y articular propuestas de trabajo en el ámbito internacional, son estrategias fundamentales que nos permiten seguir avanzando en la práctica de una acción sindical internacional que tenga como eje central el pleno ejercicio de los derechos humanos desde una perspectiva feminista. Por ello, pensamos que fortalecer y visibilizar el trabajo que realizan ‘las Bartolinas’ implica ir más allá, significa visibilizar, reivindicar y denunciar la violencia económica que sufrimos las mujeres en diferentes contextos, que obstaculizan nuestro camino para la consecución y pleno ejercicio de un trabajo digno en igualdad de condiciones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.