El abuso injustificado de las becas es una de las principales causas de la precariedad juvenil

    CCOO de Euskadi ha denunciado el "injustificado abuso" en la utilización de becas que "realmente" son usadas para "encubrir" puestos de trabajo y "abaratar" los costes de las empresas. Por ello, han apostado por establecer porcentajes máximos de personas realizando prácticas formativas en la empresa.

    11/07/2012.

    En una rueda de prensa en Bilbao para realizar un análisis sobre la situación del empleo juvenil en Euskadi, la responsable de Formación de la central, Loli García, acompañada del responsable de CCOO Gazteak, Santi Martínez, ha afirmado que Euskadi cuenta en la actualidad con alrededor de 18.000 parados menores de 30 años, en un mercado laboral con una tasa de desempleo del 13,5 por ciento. Tras defender los programas dentro del marco del "Compromiso por el Empleo", al que la mesa de diálogo social ha destinado un total de 36 millones de euros, García ha destacado que el plan tiene "un papel protagonista" para los más jóvenes, como los programas de empleo verde y edificación sostenible, dirigido a la obtención de cualificaciones básicas hacia nuevas profesiones "que serán nichos de empleo relevantes en el futuro".

       Sin embargo, ha criticado el Real Decreto que regula las prácticas no laborales, con el que las empresas recibirán "a coste cero y sin compromiso de contratación", trabajadores con una alta cualificación que "serán puestos a disposición de la empresa para volver a hacer prácticas que ya se han llevado a cabo dentro de su programa de estudios", según García.

       A juicio de la central, la juventud se encuentra "atrapada en una serie sin fin de prácticas y trabajos precarios", con "remuneraciones bajas, excesiva flexibilidad y nulo respeto por los derechos de los trabajadores".

       Para CCOO, una beca "no supone" la garantía de un posterior contrato, ya que la entrada y salida de becarios "se encuentra en constante rotación en muchas compañías, ampliándose prácticamente a todos los sectores de producción".

    REGULACIÓN DEL COLECTIVO   

    Por todo ello, juzgan necesario una regulación de este colectivo, a través de la conversión de su situación a un contrato laboral "en toda regla". De hecho, aseguran que el Estatuto de los Trabajadores recoge modalidades contractuales especialmente dirigidas a personas recién tituladas.

       Además, la central pretende garantizar la cotización de todas las becas a la Seguridad Social, así como asegurar la finalidad formativa de las mismas.

       En esta línea, apuestan por garantizar el derecho de los becarios a ser informados y formados en el ámbito de los riesgos laborales, y limitar el periodo de prácticas de manera que se realicen entre octubre y junio, con el objetivo de que no se utilicen en periodos vacacionales



    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.