Hacen falta más de 40 contratos para sacar a una persona del desempleo en Euskadi

  • Cerca del 67% de las personas en desempleo no cobran prestación contributiva.
  • El 91% de las nuevas contrataciones son de carácter temporal.

En el mes de septiembre y según los datos de Lanbide el paro ha bajado en 2.444 personas. Los datos sobre contrataciones señalan que, a su vez, se han alcanzado las 100.505 nuevas contrataciones este pasado me. Para CCOO de Euskadi el contraste de ambos datos ofrece un resultado que es preocupante y que demuestra el nivel de precariedad del nuevo empleo que se genera. Así CCOO ha constatado que en el mes de septiembre, para sacar a una persona del paro han hecho falta más de 40 contratos.

02/10/2019.
Foto Europa press

Foto Europa press

En este sentido se sigue manteniendo lo que hemos denunciado como la seña de identidad del mercado laboral vasco, más del 90% de las nuevas contrataciones son de carácter temporal.

Otro de los datos que señalan la precariedad del mercado laboral vasco siguen siendo el número de demandantes de empleo (271.387). CCOO ha señalado en este sentido que a día de hoy, y es una tónica que se repite mes tras mes, hay casi las mismas personas ocupadas (133.933) que demandan empleo que las que no lo están.

Una vez expuestos los datos el sindicato no puede calificar la bajada del desempleo de otra manera que no sea como positiva. Si bien el sindicato es consciente de que es una bajada que en su mayor parte se produce por la reincorporación al puesto de trabajo de personas que fueron dadas de baja a principio de verano. Mayoritariamente la bajada se ha producido en el sector servicios (-2.050).

Para CCOO de Euskadi resulta preocupante que el Gobierno Vasco denuncie la incertidumbre política generada por la convocatoria de nuevas elecciones y que, sin embargo, siga negando la incertidumbre vital que supone para muchas personas la precariedad laboral.

Mientras los trabajadores y trabajadoras defienden sus derechos mediante huelgas y negociaciones, las y los empresarios vascos, otro de los actores corresponsables de esta situación, son apoyados y alabados por el Lehendakari.

El Gobierno Vasco debe decidir si gobierna sólo para Confebask o, si va a tener en cuenta al resto de la población, y a la clase trabajadora en particular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.