CCOO exigirá la retirada de la Ley del Empleo Público Vasco si el Gobierno Vasco se empeña en aprobarla sin negociar

    El Área Pública de CCOO ha calificado inaceptable el bloqueo que está provocando la Administración por su falta de “voluntad política” para negociar una Ley consensuada y con visos de permanencia,. Para CCOO el siguiente paso será solicitar una reunión con los diferentes grupos parlamentarios para presentarles las propuestas planteadas por el sindicato y que las mismas se introduzcan por la vía de las enmiendas parlamentarias.

    23/03/2018.

    En todo caso, de mantenerse la Ley tal y como la han presentado, desde CCOO anuncian que solicitarán su retirada. El Empleo Público en Euskadi necesita una Ley que se adecúe a la situación real de las trabajadoras y trabajadores de las distintas Administraciones Publicas Vascas.

    El pasado 22 de diciembre de 2017, el Área Pública de CCOO de Euskadi presentó sus alegaciones al Anteproyecto de “Ley del Empleo Público Vasco”, entregado por la administración el 11 de noviembre de 2017. En fecha 22 de febrero del 2018, la Administración nos vuelve a entregar otro borrador, con la incorporación de las alegaciones que “han tenido a bien” introducir.

    A la vista de este nuevo borrador, CCOO señala que la Administración demuestra su “nula voluntad” en negociar ninguno de los pilares fundamentales que se vertebran en este Anteproyecto, que aspira a ser la Ley que configura el Régimen Jurídico del personal al servicio de las Administraciones Públicas Vascas, en desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público.

    Los pilares fundamentales de esta Ley, en los que la negociación colectiva debería ser “preceptiva”, a juicio del Área Pública de CCOO, son la Carrera Profesional por un lado y la Selección, Provisión y Consolidación del personal empleado público por otro. Cuestiones ambas en las que, como decimos, la Administración desoye la totalidad de las propuestas planteadas por CCOO, puesto que su regulación omite todo requisito formal y se asegura el máximo grado de unilateralidad y arbitrariedad, al no prever grado alguno de participación sindical.

    No menos sangrante es la regulación que se incluye en esta Ley sobre el “Personal Directivo”, pese a que en las alegaciones presentadas, CCOO solicita su desaparición del Anteproyecto por entender que incorporar dicha regulación en esta ley, incrementa el número de “asesores políticos” mediante el abuso generalizado de personal eventual, de libre designación y asesores y asesoras, mientras se congela el crecimiento de las plantillas, mediante la imposición de Tasas de reposición.

    Más aún cuando con esta regulación, el personal directivo, elegido mediante libre designación, podría quedarse definitivamente en la Administración Otro de los pilares fundamentales en los que la Administración “ignora” cualquier alegación planteada por este Sindicato es ell tratamiento de la Normativa Lingüística, más concretamente, en relación a la preceptividad de los perfiles lingüísticos y la regulación de los Planes de Normalización del uso del euskera, ignorando en su desarrollo la normativa sobre “exenciones” y desoyendo la propuesta de CCOO de elaborar balances estadísticos que actualicen la “situación lingüística” y la “demanda social” de prestación de servicios en Euskera.

    Ya por último, especial mención merece el tratamiento que el Anteproyecto proporciona a la Negociación Colectiva en el ámbito de las Administraciones Públicas Vascas, dejando fuera a la parte sindical en temas tan importantes como la negociación de las Relaciones de Puestos de Trabajo, la reasignación de efectivos y cerrando la puerta para negociar cualquier materia que, sin estar expresamente prevista en esta Ley, pueda afectar a las condiciones laborales del personal funcionario.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.